La Tercera Ronda llegó en su primer año a los 25.000 vehículos diarios

Las mediciones se realizaron en el punto kilométrico cinco de la Tercera Ronda pedro puig
|

Hace ya más de un año que se abrieron al tráfico los 10,2 kilómetros de la Tercera Ronda, en abril de 2015. En ese tiempo, la AC-14 no cumplió las expectativas de las autoridades, que esperaban que llegara a registrar la cifra de 50.000 vehículos diarios, sino que se ha quedado a mitad de camino: el Ministerio de Fomento contabilizó en AC-14 24.461 vehículos como Índice Medio Diario (IMD) de ocupación de la vía.
No es un primer ejercicio muy brillante para una infraestructura por la que se esperó ocho años. La Tercera Ronda debía servir para reducir a solo diez minutos el trayecto entre la ciudad y el aeropuerto de Alvedro y, de hecho, dado que la medición corresponde al kilómetro 5, fuera del término municipal de A Coruña, puede suponerse que muchos de esos vehículos venían de Alvedro y sus alrededores.

Menos en alfonso molina
Hay que tener en cuenta que Alfonso Molina perdió en el último año entre 15.000 y 20.000 vehículos diarios, por lo que todo indica que ha aumentado el número de vehículos que entran diariamente en A Coruña. Según señaló recientemente el concejal de Movilidad, la cifra se sitúa entre 140.000 y 150.000, no solo por Alfonso Molina o la Tercera Ronda, sino otros puntos como la avenida de A Pasaxe.
En realidad, los números varían dependiendo de si quien los ofrece es la DGT o la Demarcación de Carreteras del Ministerio de Fomento y de dónde se han instalado los aforadores, pero queda claro que la Tercera Ronda no ha supuesto el desahogo que anunciaban las autoridades.
El Gobierno de Xulio Ferreiro mantiene que todavía hay que esperar a que se abra al público el Vial 18, la conexión de la AC- 14 (Tercera Ronda) con la autopista. En ese sentido se expresaba Xiao Varela, el concejal de Regeneración Urbana, cuando señalaba en marzo (cuando defendía el proyecto de un Alfonso Molina con una menor ampliación de la prevista por Fomento) que “hai que ter en conta, aínda non chegou ao máximo da súa capacidade, polo que nun futuro seguirá a contribuír á disminución da afluencia de tráfico”
Según los cálculos de los técnicos municipales, una vez abierta, la conexión con la AP-9 sumaría unos 20.000 vehículos a la IMD, lo que haría que rondara los 50.000 que se proyectaron en un principio. Lamentablemente, todavía no se ha licitado la obra ni hay un horizonte concreto para su realización, de manera que puede que el Vial 18 tarde años en hacerse realidad. De todos modos, fuentes municipales señalan que el número de vehículos que recorren la ciudad no ha dejado de crecer durante el último año. “Cada vez más gente coge el coche, la situación no tiene nada que ver con la de anteriores años”, asegura un agente municipal, que añade que “tiene una gran capacidad, y por eso parece que no circula nadie por ella, pero traga muchos vehículos”.

La Tercera Ronda llegó en su primer año a los 25.000 vehículos diarios