El Deportivo llama otra vez a la puerta de Lucas Pérez

Copia de Deporte Campeón-2014-06-30-005-e94dff91
|

El Deportivo ha lanzado las redes sobre el delantero coruñés Lucas Pérez, que juega en el Paok griego y la temporada pasada fue uno de los cinco mejores de la Liga del país heleno. El emigrante gallego, que se formó en el Atlético de Madrid y pasó por el Rayo Vallecano antes de decidirse por salir del país rumbo a Ucrania y, finalmente a Grecia, está otra vez cerca de regresar a casa. Prudencia. Hace un año y medio, cuando pertenecía al Karpaty ucraniano, había acuerdo total con el Deportivo para su fichaje, incluso se redactaron los contratos, pero el equipo ucraniano cambió las condiciones a última hora y la operación no cristalizó. Se fue al Dinamo de Kiev.
Lo cuenta a este diario el agente del jugador, Rodrigo Fernández Lovelle, que le ha acompañado a lo largo de estos años de carrera. Cuando estaba en el Atlético de Madrid C, el representante le prometió que “iba a intentar que algún día vistiera la camiseta del Deportivo”.
Y ese día puede estar cerca, aunque la operación es complicada. “No es fácil, pero, al final, todo puede ser posible”, comenta el agente del futbolista. “Su deseo de siempre ha sido jugar en su ciudad y, cuando dos quieren mucho, se puede conseguir”, apunta.
Si Lucas llega al Deportivo, cumpliría dos sueños de golpe. El de jugar en Primera División y el de vestir de blanquiazul. Hasta ahora, ambos se le han resistido. Con el Rayo, militó en la categoría de plata. A sus 25 años, quizás haya llegado la hora del retorno. Pero hay varias piedras en el camino que toca sortear para que emprenda el viaje a casa, donde estuvo hace un par de semanas.

complicaciones
Lucas Vázquez tiene dos años más de contrato con el PAOK, que pagó un millón de euros al Karpaty por su incorporación. Ahí está el primer problema para que acabe en el Deportivo. Como en el caso de Sissoko, el club coruñés no puede afrontar un traspaso en la situación actual. Las condiciones de tesorería y el calendario de pago obligan al equipo que preside Tino Fernández a ser extremadamente riguroso en las negociaciones.
Segundo problema. Es un jugador muy querido en el PAOK. Uno de los referentes del equipo. Goleador. “Es un ídolo allí. Uno de los cinco mejores jugadores de la Liga griega”, sostiene el representante del delantero coruñés.
Tercer contratiempo. La nómina del jugador. Su sueldo no está a la altura del Deportivo. Es inalcanzable. Lo que gana Lucas allí se puede ganar, en España, en cuatro equipos. El Deportivo no es uno de ellos.

el paok recibió el interés
El PAOK ya sabe que el Deportivo quiere a Lucas, tiene constancia del interés de los blanquiazules.
El representante gallego mantiene una buena relación con el equipo griego. “Es un club estupendo, no tenemos ninguna queja. Lucas está en un equipo con una afición muy buena”, afirma Fernández Lovelle.
Con todo ese panorama, habría que buscar la fórmula para que el delantero acabara en A Coruña. Parece necesario encontrar la cuadratura del círculo. Pero como sucedió con Germán Lux, el dinero no lo es todo. “Cuando quieres jugar en un equipo, cuando es el de tu ciudad, cuando tu deseo ha sido jugar en Primera División, no miras tanto lo económico”, argumenta el representante.

cesión y perder dinero
Lucas tendrá que asumir que puede perder dinero en su vuelta a casa. Aunque siempre hay fórmulas para que esa cantidad sea la menor posible. Ese asunto lo tiene que manejar su representante. Paralelamente, el agente y el Deportivo tienen otra misión: convencer al PAOK de que una cesión al club coruñés sería positiva para el equipo griego porque el jugador podría revalorizarse con vistas a un traspaso futuro. “Siempre que el PAOK nos dejara salir cedidos, iríamos corriendo al Deportivo”, sentencia el agente.

El Deportivo llama otra vez a la puerta de Lucas Pérez