José Luis Ábalos alerta de que PP y Cs trabajan en un pacto que incluirá “las barbaridades” de Vox

GRAF4047. PALMA DE MALLORCA, 09/12/2018.- El Secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha acudido a Palma para participar en un acto para explicar las políticas del cambio que se han realizado en Baleares y que han
|

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, señaló que PP y Ciudadanos están trabajando en un pacto con Vox para la formación de un Gobierno en Andalucía que, finalmente, recogerá “las barbaridades” que está pidiendo la formación de ultraderecha. Tras reunirse con la presidenta de Baleares, Francina Armengol, Ábalos intervino en un acto de los socialistas baleares, en Palma de Mallorca, donde acusó al líder del PP, Pablo Casado, de “engañar a la gente” cuando dice que mantendrá negociaciones “discretas” con Ciudadanos, y luego verán si Vox “quiere sumarse o abstenerse”.

“No se puede abstener, tienen que votarles”, destacó el responsable socialista, que no sabe si Casado dice eso “adrede o por mera ignorancia, y habrá que perdonarlo”. El también ministro de Fomento del Gobierno de España lamentó la “tolerancia” de la derecha española con partidos como Vox, a los que están “blanqueando”, y precisó que Vox es legal porque la Constitución lo permite “pero no porque ellos reflejen ningún valor constitucional”.


El secretario general también se refirió a la propuesta de Casado de recentralizar las competencias autonómicas y ha asegurado que “atentar contra la labor que hacen las comunidades es negar la política social”.


El responsable socialista dedicó buena parte de su discurso al “fascismo” que, a su juicio, representa Vox y mostró su preocupación por la “irresponsabilidad” de “algunos medios de comunicación y de la ultraderecha en contemporizar con esto”.
“El fascismo nunca aparece tal cual, pero cuando aparece tal cual es demasiado tarde” añadió Ábalos que comprometió el papel de los socialistas en “hacerle frente, como demostró históricamente”.

Encrucijada de los de Rivera
Cs se sienta este lunes a negociar con el PP el cambio de Gobierno en Andalucía, que debería estar ultimado antes del día 27, que es cuando se constituye el Parlamento autonómico, un acuerdo que para el partido naranja pasa “si o sí” por que su candidato, Juan Marín, sea el presidente de la Junta. Esta posición “irrenunciable” colisiona de plano con la que mantiene el PP, que hace valer sus 26 escaños frente a los 21 de Cs para defender que la Presidencia la tiene que ocupar Moreno Bonilla, y de ahí tampoco piensa moverse.

Por tanto, si ninguno de los dos cede, Andalucía puede verse abocada a repetir las elecciones ya que la posibilidad de un acuerdo Cs-PSOE es más que remota.
Una repetición de los comicios, aunque ahora Cs no descarte esa posibilidad si Marín no es el presidente, es siempre arriesgada para todas las fuerzas políticas, pero quizá sean PP y Cs los que más puedan perder, ahora que tienen casi en la mano el Gobierno de Andalucía.


En este escenario tan complicado también deben contar con Vox porque sus doce escaños son imprescindibles para desalojar a los socialistas a no ser que los votos de estos elijan la abstención, improbable pero que Cs tiene pensado abordar con el PSOE.
Serán los equipos negociadores de Cs y PP, liderados por sus respectivos secretarios generales, José Manuel Villegas y Teodoro García Egea, quienes empiecen a mover mañana todas las piezas del tablero puesto que ambos se consideran a sí mismos interlocutores preferentes.


Los populares van incluso más allá porque ven al partido de Rivera como único interlocutor, dejando ahora al margen a Vox. l

José Luis Ábalos alerta de que PP y Cs trabajan en un pacto que incluirá “las barbaridades” de Vox