Sada podrá imponer multas de hasta 500 euros por no recoger los excrementos de mascotas de la calle

En los últimos días denunciaron casos de enveneamientos en Sada | ARCHIVO EC
|

Sada debatirá mañana la primera ordenanza elaborada en el marco de los “consellos sectoriais”, constituidos a raíz de la aprobación del Plan de Participación Cidadá promovido por el Gobierno de Portela. Un paso más en la incorporación de la ciudadanía a la actividad municipal que, en este caso, tratará de dar respuesta –entre otras cuestiones de carácter social– a un problema de convencia de actualidad en los últimos días: el envenenamiento de mascotas en áreas verdes, paseos y parques infantiles, denunciado por la Protectora Gatocan.


La Ordenanza Municipal de Protección dos Animais e Convivencia Responsable de Sada recoge las aportaciones de los miembros del Consello Sectorial de Medio Ambiente, incluidos los derechos de los animales y las obligaciones de sus dueños, además de otros aspectos relativos a las normativas internacional, europea, estatal y autonómica para la protección de animales, en el marco de las que se aplicará esta ordenanza municipal de Sada.


En este sentido, “no ámbito das súas competencias, o Concello (de Sada) exercerá as funcións de intervención administrativa na tenza de animais sen prexuízo das de outras administracións”, señala el borrador que la corporación sadense discutirá y votará mañana a partir de las 20.00.


Para empezar, se prohíben expresamente los espectáculos con animales –incluidas las corridas de toros– y, en materia de infracciones, se dividen en tres apartados: leves, graves y muy graves, según recoge el texto que propone el Gobierno de Sada.


Entre las consideradas “muy graves” está el envenenamiento, en tanto hace referencia tanto “o maltrato dos animais que lles cause a morte” como a la “esterilización ou sacrificio sen control facultitivo”, estableciendo multas de entre 5.001 euros y 30.000. La imposición de este tipo de sanciones corresponde a la Xunta.


Entre las infracciones leves figura “a non recollida inmediata dos excrementos evacuados por un animal de compañía na vía pública”, y en este caso las multas oscilan entre los 100 y los 500.


El abandono, como el maltrato, se considera grave y se sanciona con multas económicas que van desde los 501 euros a los 5.000.


La constitución de los “consellos sectoriais” se desarrolló en dos etapas: una primera en la que se abordó la cuestión de manera directa con los agentes, y en la que se realizaron reuniones y, una vez decididos los órganos que se debían constituir, una segunda en la que se conformaron, correspondiendo a cada uno “fixar as pautas de funcionamento”, y que en el caso del Consello Ambiental ha dado su primer fruto: la Ordenanza de Animales.

Sada podrá imponer multas de hasta 500 euros por no recoger los excrementos de mascotas de la calle