La supresión de la ayuda municipal ralentiza la instalación de ascensores

Un momento de la ponencia de ayer sobre los cambios legales previstos para el verano quintana
|

La Asociación Empresarial Gallega de Ascensores reconoció ayer que en los últimos años han notado un importante descenso de las obras para instalar elevadores en las comunidades de vecinos de la ciudad debido a la desaparición de la ayuda para estas obras que ofrecía el anterior Gobierno local del Partido Popular. Así se manifestó la presidenta de la entidad, Ángeles Ríos, antes de la ponencia organizada ayer para los profesionales del sector en la sede coruñesa del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia.

Los expertos de las empresas de ascensores de Galiciatrabajan menos en A Coruña desde que Marea Atlántica llegó al poder. Lo dejó entrever la presidenta de la Asociación Empresarial Gallega de Ascensores, Ángeles Ríos, que aunque no cuenta con cifras concretas a nivel municipal sí explicó que han notado “la paralización de las ayudas de la corporación municipal” para mejorar la accesibilidad de decenas de inmuebles.

Ríos reconoce que al no mantenerse abierta la línea de subvenciones que antes sí existía “se ha paralizado la rehabilitación, que es como le llamamos a la instalación de ascensores en los edificios que no tienen”.

La representante del colectivo también reflexiona sobre la problemática extra que supone para las actuaciones que sí contratan las comunidades de vecinos el hecho de que “las licencias estén saliendo más lentamente”. En su opinión, esto también se ralentiza el camino hacia la accesibilidad.

Estas trabas que se están encontrando los residentes en edificios antiguos contrastan con la mayor demanda de ascensores para obras nuevas sobre todo en “A Coruña y Vigo”, donde repunta la edificación aunque no lo hace al nivel de grandes capitales como Madrid o Barcelona.

Al margen de esos nuevos contratos, desde la asociación lamentan que actualmente en la provincia existan 28.000 elevadores que no acostumbran a incorporar la instalación de innovaciones técnicas.

alguna reforma
De hecho, la Jornada sobre la Nueva Normativa en Materia de Ascensores de ayer aclaró ciertos cambios legales a la hora de instalar estos servicios en las viviendas, a los que a su juicio también habría que someter a las instalaciones más antiguas.

“En Galicia hay unos 60.000 ascensores. De ellos, aproximadamente el 30% tiene más de 20 años, es decir, 20.000. Estos ascensores antiguos deberían acometer algún tipo de reforma para que el nivel de seguridad fuera el mismo que tienen los elevadores recién instalados”, advirtió la presidenta, que defendió la necesidad de luchar por la accesibilidad total.

La supresión de la ayuda municipal ralentiza la instalación de ascensores