Rajoy considera que lo que España necesita es un presidente “que no venga a aprender”

|

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, defendió ayer que España necesita un presidente “que no venga a aprender” y que tenga detrás un partido “con trayectoria, que no sea el partido del presidente”. “Ya hemos conocido a quien llegó a aprender y hemos visto los efectos que se produjeron”, añadió en referencia al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.
Durante un acto de precampaña en Tomares (Sevilla), ante unas 300 personas, Rajoy explicó que los próximos años no van a ser fáciles y se necesita gente “con historial, con sus aciertos y equivocaciones”, equipos con experiencia de gobierno, “que no se crean de un día para otro”, con programa y con un partido detrás, “un partido que es el esfuerzo de muchas personas y que existe desde hace decenas de años”.
Para el presidente del Gobierno, España no puede permitirse el lujo de “volver a atrás ni de hacer experimentos”. “El rumbo está marcado y es el que le conviene a España para los próximos cuatro años”, apuntó Rajoy, quien insistió en que el objetivo prioritario que se marca es la creación de dos millones de empleos durante la próxima legislatura.
Así, tras defender los logros conseguidos en materia económica y señalar que la España de 2015 no tiene nada que ver con la que dejó el PSOE a finales de 2011, Rajoy advirtió de que el mayor error que podría cometerse en estos momentos es volver a las políticas económicas de los socialistas, “quienes generaron la situación de quiebra y ruina que todos conocemos”.
Rajoy indicó que su partido explicará el programa electoral el próximo sábado en Valencia y luego “en días sucesivos” y que, en materia económica, se hace imprescindible mantener la política actual porque ha funcionado y porque es la que dice “el sentido común”.

rebajas fiscales
Recordó que su gobierno ha puesto en marcha numerosas reformas estructurales en la presente legislatura y que en los próximos años habrá que apostar por formación profesional, las políticas de innovación, el mundo digital y apoyar intensamente a las pequeñas empresas para que se conviertan en medianas.
Rajoy subrayó también la necesidad de acometer en la próxima legislatura reformas en materia fiscal. 
“Empecé subiendo los impuestos para evitar la situación de quiebra, no quedar en manos de terceros que nos obligaran a bajar las pensiones, pero en cuento hemos podido hemos bajado los impuestos”, señaló el presidente, añadiendo que “ahora se puede y volveremos a hacerlo”.

Rajoy considera que lo que España necesita es un presidente “que no venga a aprender”