Errejón reconoce que discrepa de la decisión de Iglesias y otros dirigentes cierran filas con él

Copia de El Ideal Gallego-2016-03-30-028-c3927c25
|

Varios dirigentes de Podemos a nivel nacional o autonómico mostraron en los últimos días su apoyo al destituido secretario de Organización Sergio Pascual, empezando por el número dos del partido y secretario Político, Íñigo Errejón, de quien el diputado sevillano era mano derecha, y que ayer rompió su silencio.
Así, Errejón defendió ayer en rueda de prensa en el Congreso el trabajo realizado a lo largo de los últimos dos años por Pascual, así como la necesidad de federalizar y descentralizar Podemos, tal y como manifestó este lunes el destituyo secretario de Organización.
De hecho, el portavoz parlamentario de Podemos en el Congreso reconoció que no comparte con el líder de su partido, Pablo Iglesias, la decisión que este tomó de destituir a Pascual. “Es obvio que yo no la comparto. No comparto todas las decisiones del secretario general, pero sigue siendo mi secretario general”, explicó, para añadir que, a pesar de sus discrepancias a este respecto, va a seguir trabajando junto a Iglesias.
Como Errejón, otros dirigentes del partido han cerrado filas con Pascual defendiendo su trayectoria y mostrando su respaldo a la propuesta organizativa que planteó el exdirigente este lunes en un artículo en eldiario.es, en el que explicaba los planes que iba a desarrollar.

rechazo a las formas
Uno de los apoyos más contundentes, además del de Errejón, ha llegado desde Andalucía, la región de la que procede Pascual y de cuya dirección forma parte. En concreto, el secretario Político de la formación en esta Comunidad Autónoma, David Benavides, criticó  ayer que a Pascual se le haya acusado de llevar a cabo una “gestión deficiente”, y rechazó “las formas y la manera” empleadas por el secretario general, Pablo Iglesias, para destituirle, “que no han dejado a nadie indiferente”.
Además, el dirigente andaluz asegura que conoce personalmente a Pascual y que es “una persona honesta, trabajadora y humilde” que “decidió dejar su zona de confort y dejarse dos años de su vida en el proyecto ganando menos que cuando trabajaba como funcionario”; dos años en los que “con un Volkswagen Polo antiguo y una mochila a cuestas recorriendo uno por uno los círculos del país”.
El análisis de Benavides recibió el respaldo de la diputada de Podemos en el Parlamento de Andalucía y también dirigente autonómica, Begoña Gutiérrez, quien aseguró que se trata de una “acertada reflexión”. “Queda mucho por hacer”, añade en un mensaje de Twitte.
Pascual también recabó apoyos fuera de Andalucía por parte de dirigentes próximos a Errejón. Así, la diputada y recién nombrada secretaria general del partido en el País Vasco, Nagua Alba, aseguró en otro mensaje en esta red social que la propuesta del exsecretario de Organización de federalizar el partido es “importante en Euskadi”. “Avanzar a un modelo federal, dar más peso al nivel provincial”, añade.

Errejón reconoce que discrepa de la decisión de Iglesias y otros dirigentes cierran filas con él