SADA - El gobierno local rechaza la propuesta del BNG sobre la Vía Ártabra y el Sadabús

los ediles del bng, con fernando campos, de apsi (de pie, a la izquierda), antes del pleno susy suãrez
|

Segundo pleno consecutivo en 24 horas. Aún con los ecos de lo sucedido en la sesión ordinaria del jueves, la corporación municipal se sentó de nuevo en el salón de la planta superior de Ayudantía a debatir otros dos temas de vital importancia para Sada.
Una calificación que, en uno de los casos –y siempre con los grandes matices que les corresponden como políticos antagónicos–, comparten todos los grupos, pero que en el otro se escenificó que no era así.
Por partes. Por orden cronológico, el primer punto que se puso encima de la mesa fue el del Sadabús, el servicio de transporte interparroquial que ideó el anterior gobierno local (BNG-PSOE) y que, más de dos años después de su presentación, no ha sido puesto en marcha. Ni se le espera, vaya.
El pleno extraordinario de ayer fue solicitado por el grupo nacionalista tras comprobar que el proyecto elegido por la Xunta para enlazar el centro urbano sadense con la Vía Ártabra no solo, en su opinión, no conseguía los efectos comunicadores que persigue sino que, además, tiene un “tremendo impacto medioambiental e ecolóxico”.
Pero se incluyó el Sadabús en el orden del día porque, como dijo el BNG, “todo está relacionado”. El grupo mayoritario de la oposición defendió la “necesaria” puesta en marcha de este servicio para beneficiar a personas mayores, discapacitados, jóvenes y en general todos aquellos que dependen de terceros para moverse por el término municipal. De hecho, el coste de ponerlo en marcha, aseguró el concejal Xosé Lois Suárez Becerra, “é medio soldo da coordinadora, 40.000 euros”.
Por su parte, el titular de Promoción Económica y Turismo, José Ángel Sánchez, afirmó que el estudio realizado para el análisis de la viabilidad económica de este servicio de transporte no es tan positivo como lo ve el BNG porque, dijo, “en el mejor de los casos el Sadabús tendría ocho usuarios diarios”, lo que le costaría al Ayuntamiento “160 euros por usuario durante los años de vigencia del convenio”, algo que negaron desde la oposición.
El sentido del voto fue, como era de esperar, negativo por parte del gobierno local –más su concejal de apoyo, Fernando Campos–, mientras que contó con el voto favorable del ayer único representante del PSOE, José Garrote y de los cuatro que se dieron cita por el BNG.
Y así se dio paso al segundo punto, quizás el que más esperaban en el público, ya que estuvo allí un nutrido grupo de miembros y simpatizantes de la Plataforma en Defensa da Ría de Sada, que ha llevado el peso de las protestas que se han desarrollado con motivo de esta alternativa escogida por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
En esta ocasión el encargado de defender la postura nacionalista fue Manuel Pérez Lorenzo, el cual enumeró todos los contras que su grupo ya ha manifestado en otras ocasiones y que les ha llevado a presentar las pertinentes alegaciones ante el Ejecutivo autonómico.
El edil subrayó que su grupo no está en desacuerdo con la Vía Ártabra y su enlace con Sada, pero sí en las zonas en que se ha proyectado por ese impacto en el entorno. Para el alcalde, Ernesto Anido, los beneficios de esta infraestructura son “incuestionables” y el equipo de gobierno volvió a negar su apoyo a las iniciativas del BNG.

SADA - El gobierno local rechaza la propuesta del BNG sobre la Vía Ártabra y el Sadabús