La plantilla del Albergue de Gandarío advierte de la privatización del centro

los afectados se concentraron ayer a las puertas del centro
|

Trabajadores de la Consellería de Traballo e Benestar en A Coruña acusan al departamento de Beatriz Mato del despido de once compañeros en el Complexo Xuvenil As Mariñas (Albergues de Marina Española y Gandarío).

Benestar suprime once puestos en       los servicios de comedor y limpieza

El comité de empresa denunció este lunes la supresión de puestos en los servicios de cocina y de limpieza, con lo que las instalaciones quedan prácticamente sin personal para poder seguir funcionando después de cuarenta años de actividad y asistencia a toda la provincia de A Coruña. “Foi incluso utilizado para situacións de emerxencia, como ocorreu no caso Casón, cando deu aloxamento a tódalas persoas desalxadas das súas vivendas”, explicaron fuentes de los trabajadores de Gandarío.

Para los afectados, la Xunta sigue el mismo modelo en todos los centros: “Reduce ou anula a inversión en mantemento, adecuación e modernización, baléiranse de contido, evítase o seu uso por parte dos posibles usuarios e, desta forma, xustifica o excesivo gasto que provoca, tendo así a excusa para facer o que eles eufemísticamente denominan ‘xestión indirecta dun servizo público’, e que nós chamamos directamente ‘privatización dos servizos públicos”, resumen, en una nota, los representantes de los empleados de As Mariñas.

 

Protestas

La plantilla, reunida en una asamblea extraordinaria, acordó iniciar una serie de movilizaciones, entre las que destaca el desplazamiento a Santiago para reunirse con Mato “ante a falta de resposta dunha petición de entrevista coa secretaria xeral de Traballo e Benestar”.

Asimismo, entre sus objetivos está contactar con los distintos grupos políticos con representación en los municipios del entorno y en el Parlamento de Galicia “co fin de buscar a súa implicación na defensa do Complexo Xuvenil das Mariñas”.

En este sentido, desde el Ayuntamiento de Bergondo avanzaron su disposición a colaborar con los trabajadores, con quienes mantendrán un encuentro en los próximos días, de acuerdo con las manifestaciones del gobierno municipal que preside Alejandra Pérez Máquez.

 

Convenio con Madrid

El personal afectado insta a la Consellería de Traballo e Benestar a aclarar que tipo de actuaciones pretende llevar a cabo y cuándo informará a la plantilla de su futuro, pero también a explicar públicamente “que pretenden facer co convenio firmado enrre a Xunta e o Ministerio de Agricultura cun investimento de 300.000 euros no Complexo Xuvenil As Mariñas”.

En las últimas décadas, los dos albergues, tanto el de Gandarío, a pie de playa, como el de Marina Española, han organizado campamentos de verano infantiles y juveniles para varias generaciones, con instalaciones adaptadas y pistas deportivas.

La posible “privatización” del complejo, o incluso su desmantelamiento, ha sentado como un jarro de agua fría entre los vecino, cuyas vivencias adolescentes están vinculadas a Gandarío. Los trabajadores esperan despejar cuanto antes su futuro.

 

La plantilla del Albergue de Gandarío advierte de la privatización del centro