Los eurodiputados aprueban el informe de la ría diez meses después de su visita

Los eurodiputados se reunieron con los portavoces de la Xunta durante su visita a Galicia ARCHIVO EC
|

Por fin, ayer fue el día en que los eurodiputados de la comisión de peticiones votaron el documento que describía la visita a la ría de O Burgo y las enmiendas presentadas por todos los grupos a las conclusiones y recomendaciones. Pero no se llegó a este punto por acuerdo sino por imposición de la presidenta, Erminia Mazzoni, que se negó a dilatar más esta cuestión. Finalmente el documento fue aprobado por 20 votos a favor y siete en contra.
Las eurodiputadas más críticas con el estado en que se encontraron las rías gallegas, Angelika Werthmann, de ALDE, y Tatjana Zdanoka, de Verdes-ALE, volvieron de nuevo a solicitar que no se votase este informe porque no lo consideran equitativo y, de hecho, reclaman la retirada de su firma del mismo y que junto a él se incorpore como anexo el dossier alternativo redactado por ellas. De hecho, Zdanoka se negó a participar en la votación: “Porque no hay ninguna posibilidad de cambiarlo aunque tenemos una mayoría”. Zdanoka se refería a una mayoría entre los tres eurodiputados que componían la misión a Galicia –presidida por el popular Philippe Boulland–, pero no así en la comisión de peticiones, en donde el PP llega a 12 diputados, gracias a los cuales logró que las enmiendas le fuesen favorables.

enmiendas
Aunque se aprobaron determinadas alegaciones de grupos de izquierda, se trataba siempre de propuestas ligeras o relacionadas con matices de lenguaje, y las grandes críticas a las administraciones o exigencias para intervenir en la ría fueron rechazadas.
Así, por ejemplo, mientras se aceptaban propuestas para retirar del documento fragmentos  como el que apuntaba a que la contaminación se debía a “muchos años de descuido por las autoridades responsables tanto a escala nacional como regional y local”, se tumbaban otras en las que se pedían acciones concretas, como modificar el sistema de toma de muestras.
“Que se establezca un calendario urgente de actuación con presupuesto consignado por las autoridades competentes para que traten con rapidez y gestión eficaz (...) el avance de los lodos que provoca la improductividad de los bancos marisqueros”, reclamaba una de las enmiendas descartadas de la nacionalista Ana Miranda, presentada a través de Iñaki Irazabalbetitia.
Este eurodiputado de su grupo, Verdes ALE, fue uno de los más críticos en un pequeño debate previo que Mazzoni prohibió. “Se ha ninguneado la opinión de la mayoría, yo votaré por solidaridad, pero esto es una pequeña farsa. Se ha pasado el rodillo”, denunciaba Irazabalbetitia. De la misma opinión fue su compañera Margrete Auken, que censuró la forma en la que se llevó a cabo este proceso. El clima en la sesión de ayer volvió a ser de auténtica crispación.

acuerdo
En lo que sí hubo acuerdo, en cambio, fue a la hora de solicitar más Fondos de Cohesión. Así, el documento reza que “la Unión Europea debe estar preparada para proporcionar el apoyo financiero necesario” para los proyectos de limpieza de las rías.
Los primeros en reaccionar al resultado de ayer han sido BNG y PSOE. Mientras el primero habla de un informe “devaluado” e impuesto por el PP, los socialistas creen que es “claro” y que las recomendaciones “no dejan lugar a dudas”. n

Los eurodiputados aprueban el informe de la ría diez meses después de su visita