La inversión de la empresa NOBO en Ferrol llegará a los 28 millones de euros

|

Diario de Ferrol-2011-07-13-004-1f4fca3e

Montse Mayoral > ferrol
  La de Nutra Omega Biotecnológica Oleica (NOBO) va camino de convertirse en la industria de mayor valor añadido de cuantas se han creado en la comarca al abrigo del Plan Ferrol. Su proyecto para la puesta en marcha de una planta de Omega 3 en As Somozas terminará por sumar 28 millones de euros de inversión, de los cuales más de dos se han dedicado estrictamente a investigación y han permitido desarrollar el aceite Omega 3 más concentrado del mercado. La sofisticación del producto y su creciente demanda permiten situar la futura facturación de la fábrica en unos 90 millones de euros anuales.  
NOBO tiene prácticamente listo el edificio que acogerá el laboratorio y la planta experimental, una parte fundamental y diferenciadora del proyecto, si bien en los próximos meses van a construir las instalaciones de tratamiento de la materia prima, los aceites de pescado. Está previsto que a finales del presente año o comienzos del próximo pueda comenzar la producción del Omega 3, en su versión menos concentrada, y que más adelante se vayan poniendo en marcha los procesos para obtener el de mayor concentración, que se destinará a la industria farmacéutica.
Según explicó el consejero delegado de NOBO, Ricardo Blanco, el 24% del mercado actual del Omega 3 está en los alimentos funcionales –los yogures, huevos y un largo etcétera de alimentos que llevan incorporado este aceite esencial– y el 70% en los complementos alimenticios – en cápsulas, generalmente–. Sin embargo, hay un 6% que se destina a la industria farmacéutica, puesto que se trata de un producto que ya han comenzado a prescribir los médicos. “En dos años ese 6% se convertirá en un 15%”, señaló Ricardo Blanco, apuntando que ese sector del mercado, el más exigente, es al que se dirigirá la actividad en la planta de As Somozas, donde solo un 20% de la facturación provendrá del Omega 3 “más sencillo”.
Los empresarios tienen ya acuerdos de colaboración con industrias del sector alimenticio y farmacéutico que se convertirán en sus futuros clientes. Se trata de un mercado que está creciendo a un ritmo anual del 31%, de ahí que Ricardo Blanco señale que “es más difícil conseguir el abastecimiento de los aceites de pescado que vender nuestro producto”.
El 80% de la producción se destinará a la exportación y solo un 20% se quedará en España. Omegalia y Nobohomega podrían ser dos de las marcas comerciales con las que el Omega 3 de As Somozas llegue al consumidor, aunque gran parte de la facturación procederá de contratos con laboratorios e industrias alimenticias.
La materia prima se importará, procedente de América del Sur o el norte de África, por el puerto de Ferrol. A la planta de As Somozas llegarán cada año unas 6.500 toneladas de aceites de pescado en flexitanques, contenedores inertizados para evitar cualquier tipo de pérdida y la producción se distribuirá por carretera o se cargará en tanques con destino a América del Norte.
Inicialmente se había previsto que la inversión superaría los 24 millones de euros, si bien Ricardo Blanco confirmó ayer que llegará a los 28 millones. En 2012, según explicó, la facturación debería situarse ya en unos 42 millones de euros y más adelante, con la planta a plena producción, podría llegar a alcanzar los 90. El empresario no se atreve a aventurar una cifra de beneficios, todavía, pero asegura que “tributaremos mucho por el impuesto de sociedades”.

La inversión de la empresa NOBO en Ferrol llegará a los 28 millones de euros