Arrimadas mantiene su ofrecimiento a Sánchez para “trabajar por España”

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante la presentación de la candidatura de Cs en Barcelona | AEC
|

Ciudadanos trabajará para mantener la centralidad política y para “tender la mano a izquierda y derecha”, explicó su presidenta, Inés Arrimadas, que mantiene su ofrecimiento al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “para hacer cosas buenas por España”.

En una entrevista en “El Periódico”, Arrimadas apuesta por reconquistar el centro político y para ello considera que “a veces tendremos que tender la mano a izquierda o derecha, proponer cosas que no son fáciles”.

En este sentido, reiteró su “mano tendida a Sánchez para hacer cosas buenas por España”, pero advirtió al presidente que no le llame para repartirse “los jueces”, porque las decisiones políticas no las tomará, asegura, en función de si quitan o dan votos, sino si son las correctas.

Sobre la reforma laboral, sostuvo que algunos aspectos son mejorables y apostó por un sistema “menos precario, de más calidad y flexiseguridad” y, respecto a la pandemia, es partidaria de “endurecer las medidas por consenso”, con un “confinamiento inteligente que evite uno total”, y con ayudas a los afectados.

Respecto a las elecciones catalanas, consideró necesaria una mayoría constitucionalista, aunque opinó que el PSC, con su candidato Salvador Illa al frente, apostará por un tripartito con ERC y los comunes. Los socialistas –apostilló– “tienen mucho miedo del retraso porque saben que se desinfla el ‘efecto Illa’”.

Para Inés Arrimadas “votar PSC es alargar el “procés”, es votar un tripartito liderado por ERC e indultos a los líderes para que lo vuelvan a hacer”, consideró la líder de Ciudadanos, que se mostró partidaria de que a los políticos presos se les apliquen las mismas reglas que al resto. “Ni más, ni menos”, añadió.

 

Confianza

Por otra parte, destacados fundadores de Cs, como Francesc de Carreras y Xavier Pericay, abandonaron el partido por discrepancias con Albert Rivera, otros, como el dramaturgo Albert Boadella, no dejaron de apoyar al líder caído, pero pese a sus diferencias con Inés Arrimadas todos decidieron tirar del carro.

Así, la apoyarán de cara a las próximas elecciones catalanas, la primera oportunidad electoral que tiene el partido naranja para intentar levantar, aunque sea con una derrota controlada, la catástrofe electoral que Cs sufrió con Rivera el 10N.

No todos confían ciegamente en Arrimadas, pero sí le dan “un voto de confianza” a una gestión que apenas lleva un año de recorrido, asegura a Efe De Carreras, que fue uno de los que empezó a promover el comunicado de la semana pasada en apoyo de Cs.

Arrimadas mantiene su ofrecimiento a Sánchez para “trabajar por España”