Curtis-La Guardia Civil detiene a uno de los autores del robo a punta de pistola en el Banco Pastor

|

El Ideal Gallego-2011-05-25-019-22cc2831

  L.T. > curtis

  Las investigaciones realizadas por la Guardia Civil durante los últimos cuatro meses para tratar de esclarecer las circunstancias y autoría del atraco registrado en una sucursal del Banco Pastor en el centro de la localidad han permitido la identificación de los presuntos cacos y la detención de uno de ellos en la frontera con Francia. El segundo individuo habría fallecido. En ambos casos, el instituto armado también los relaciona con un robo con intimidación en una joyería del municipio de Melide.
Las primeras pesquisas llevaron a la Policía Judicial de la Guardia Civil de A Coruña, en colaboración con la Policía Nacional de Avilés, hasta Asturias, donde detectaron la venta de parte de las joyas supuestamente sustraídas en el establecimiento melidense.
Así, después del arresto de la persona que había comercializado con las alhajas y la recuperación de parte del botín, una operación conjunta de los cuerpos coruñés y avilesino permitió averiguar la identidad de los dos hombres que habrían perpetrado el atraco al local y determinar, por parte de la Guardia Civil, que los supuestos ladrones eran los mismos , que los que asaltaron la oficina curtiense “en fechas próximas”, manifestaron ayer fuentes policiales.

Operación > El trabajo de la Policía Nacional y de la Guardia Civil se centró en averiguar el paradero de los dos delincuentes, con numerosos antecedentes, y detener a uno de ellos en la frontera con Francia “acusado de un delito contra la salud pública y con varias requisitorias de órganos judiciales”. En este momento, el hombre está interno en el Centro Penitenciario de Martutene, en Guipuzkoa, donde “cumpliéndose todos los requisitos legalmente establecidos, fue entrevistado por agentes de la Guardia Civil de A Coruña”. El otro varón implicado en los hechos estaría muerto.
En la misma operación, el instituto armado pudo localizar el vehículo particular de uno de los atracadores, que posiblemente se utilizó en la comisión del robo.
El suceso tuvo lugar en el centro del municipio el 12 de enero. En el momento del suceso, a las 09.10 horas, había un único empleado al frente. El compañero se encontraba en el aseo. El ladrón llamó al timbre y, en cuanto le abrieron la puerta, se cubrió con un pasamontañas y apuntó una pistola amenazando al trabajador y exigiendo que se le abriera la caja fuerte, “pero es de efecto retardado, así que se llevó lo que teníamos en el mostrador”, explicaron entonces testigos del robo.
La llegada de un cliente, que hizo sonar el timbre, descolocó al caco. “Están llamando y tengo que abrir”, le dijo el empleado. Entonces, el ladrón abandonó el local a toda prisa, cruzó la calzada de frente, pero regresó a la misma acera del banco a través de un callejón para subirse a un coche en el que le estaría esperando un segundo implicado.
Unos transeúntes lograron anotar la marca del vehículo utilizado, que abandonó el lugar a toda velocidad, y una parte de la matrícula. “Cerrado por atraco. Disculpen las molestias”. Un cartel en la puerta de la sucursal informaba de la situación.
En la misma semana, en la comarca brigantina se registraron otros dos atracos, aunque en ambos se empleó un butrón.


 

Curtis-La Guardia Civil detiene a uno de los autores del robo a punta de pistola en el Banco Pastor