Sada incluirá en el PGOM una senda y un mirador para la batería de Corbeiroa

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-d067a278 copia
|

El Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), que fue aprobado inicialmente hace meses y que ya fue sometido a un largo período de exposición pública –el doble de lo exigido por ley, a petición del alcalde–, se olvidaba de un asunto que, si se atiende al menos a la heráldica del municipio, no se trata de un tema menor.
A pesar de que no recibió en ese período habilitado para que los vecinos presentaran alegaciones al plan ninguna objeción o petición sobre ello, el gobierno local, y concretamente el alcalde, Ernesto Anido, ha solicitado al equipo redactor del PGOM que se incluya una actuación para poner en valor la batería de Corbeiroa.
Es decir, una de las dos a las que hace mención el escudo de Sada, que muestra dos torres, una de ellas relativa a la mencionada fortificación de Punta Corbeiroa, situada en el límite entre los municipios de Bergondo y Sada, y la otra hace mención al ya extinto como tal –y cuyos restos han generado polémica en las últimas fechas– Castillo de Fontán.
A diferencia de esta última, la de Corbeiroa –a la que actualmente solo se puede acceder a través del Albergue de la Marina Española– conserva la totalidad de sus muros e incluso algunos restos de las edificaciones interiores.
Por ello, Anido pretende con esta iniciativa poner en valor unos restos que, para muchos vecinos, pueden ser desconocidos debido a la imposibilidad de su acceso desde el término municipal sadense.

parcela de la xunta
Esta batería de Corbeiroa se encuentra en una parcela que pertenece a la Xunta. Aunque el acceso es por el mencionado albergue –cuyas instalaciones pertenecen a Bergondo, a pesar de que el límite entre ambos ayuntamientos prácticamente pasa por la mitad de la piscina del recinto–, la batería en sí está en el término municipal de Sada, de ahí el planteamiento del regidor para incluirlo en el plan urbanístico.
La idea sería entonces crear un acceso peatonal desde la avenida de la República Argentina justo antes del albergue y construir un paseo que finalmente desemboque en un mirador litoral desde Sada.
De este modo, los vecinos de la localidad podrían disfrutar de este espacio que, en su época, formó parte de la defensa naval de Ferrol.

historia
Las dos baterías, la de Fontán y la de Corbeiroa, son de la misma época, del siglo XVIII. Y ambas, con otras cinco de Ares, formaban parte de esa defensa del arsenal naval ferrolano.
En el año 1895, el Estado decidió venderlas y las compró un hombre llamado Eduardo López Vidal, uno de cuyos herederos vendió al Ayuntamiento de Sada la batería de Fontán.
La situación estratégica de este punto únicamente permite verlo desde el mar –a excepción del citado acceso–, de ahí la intención del alcalde. n

Sada incluirá en el PGOM una senda y un mirador para la batería de Corbeiroa