Familiares y amigos rinden un sentido homenaje al joven fallecido en julio en Lavedra

Uno de los profesores del joven Javier recordó al muchacho y bendijo un árbol plantado en su memoria
|

“Un lugar tan triste será a partir de ahora un lugar de esperanza” para los familiares y amigos de Javier Santiago Nieto, el joven coruñés que falleció el pasado mes de julio en un accidente de tráfico en Lavedra.
Decenas de seres queridos del muchacho se reunieron ayer en el mismo punto de la avenida de Alfonso Molina donde se registró el fatal siniestro, hace exactamente cuatro meses, para rendirle un sentido homenaje.
Un sencillo pero emotivo acto que se centró en la plantación de un magnolio que, a partir de ahora, servirá para recordarlo jugando con sus amigos o estudiando en el colegio. Precisamente el padre Javier Velasco, uno de sus profesores, se encargó de oficiar un pequeño acto litúrgico, al tiempo que bendecía el árbol.
También todos los que conocieron al joven Javier quisieron enviarle saludos. Su hermano lo hizo en forma de carta, al igual que algunos de sus amigos. Todos los recuerdos fueron guardados en una pequeña caja que se enterró al lado del magnolio. El homenaje se cerró en silencio.
Agradecimientos
La familia de Javier, en concreto su padre, quiso agradecer la colaboración mostrada por el Gobierno local, que preside Xulio Ferreiro, tanto por haber permitido llevar a cabo el acto, como por haber facilitado el acceso de todos los presentes al lugar.
A partir de ahora su deseo es que ese punto de la avenida de Alfonso Molina se convierta no en un lugar de desasosiego sino de “esperanza y de recuerdo para nuestro joven Javier”.

Familiares y amigos rinden un sentido homenaje al joven fallecido en julio en Lavedra