El incendio de Gata suma su tercer día sin control avivado por el fuerte viento

false
|

Tercer día de fuego en Gata. El incendio forestal de la sierra cacereña sigue sin control, avivado por el fuerte viento, y obligó a desalojar a unas mil personas de la población de Hoyos y a movilizar más medios materiales y humanos para apoyar los trabajos de extinción en Extremadura.
Las más de 5.000 hectáreas quemadas, según el último balance, superan ampliamente las 3.982 hectáreas que ardieron durante todo el año pasado en la región e igualan la cifra de 2013.
Los responsables del Plan Infoex advirtieron de las dificultades de la extinción debido a las condiciones climatológicas (especialmente la intensidad del viento y la condensación del humo), los peligrosos accesos a las llamas y la escasa visibilidad en toda la Sierra de Gata.
Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet),  el municipio desalojado, Hoyos, registró la racha de viento más alta, 69 kilómetros hora, y una media de 41, de toda Extremadura. La situación forzó la incorporado a las tareas de extinción nuevos efectivos del Ministerio de Medio Ambiente, que suma 16 medios aéreos trabajando en la zona, de la Unidad Militar de Emergencia, de las administraciones autonómicas de Andalucía y Castilla y León, de Portugal y de la Diputación de Badajoz.
El director de Comunicación de Cruz Roja Extremadura, Jesús López Santana, reconoció a Efe que la noche del viernes fue “muy complicada”, ya que la virulencia del viento obligó a los vecinos de Hoyos a marcharse de sus casas, con lo que son ya tres las poblaciones desalojadas, unas 2.400 personas en total.
Aunque en un principio se habilitó un espacio alternativo en Coria, que usaron entre 15 y 20 personas, por cuestiones operativas se ha concentrado a todos los desplazados en un mismo escenario y por eso se acondicionó un cuarto albergue en Moraleja, en su pedanía de Vegaviana.
Los veinticuatro ancianos de la residencia de mayores Hoyos fueron trasladados al Hospital de Coria, donde, a petición del Servicio Extremeño de Salud (SES), Cruz Roja reforzó la plantilla con cuatro auxiliares de enfermería, y un centenar de miembros de esta organización están trabajando en la zona, de Extremadura, de Castilla y León y Castilla-La Mancha, y de Andalucía.
En las últimas horas, en la extinción del fuego participaron 167 miembros del Plan Infoex, apoyados por 88 militares de la UME, doce miembros de la Guardia Civil y otros veinte efectivos de la Diputación de Cáceres. A primera hora de la mañana de ayer cuatro aviones estaban descargando agua justo al lado del núcleo urbano de Hoyos, donde se quemaron dos casas y el terreno rústico situado junto a la carretera EX-205, en dirección a Valverde del Fresno.
Al pueblo, completamente tapado por el humo, consiguieron llegar algunos vecinos y por sus calles había muchos bomberos y miembros de la UME.

Carreteras Cortadas
Cinco carreteras estuvieron cortadas en la zona: la autonómica EX-205 y las locales CC 32.1, CC 4.1, la CC 4.2 y la CC 7.2.
Ciudadanos anunció que solicitará al Gobierno del Estado que se declare a la Sierra de Gata como “zona catastrófica” debido a los daños medioambientales y las repercusiones económicas.
Ecologistas en Acción, advirtió del alto valor ecológico de la Sierra de Gata, plagada de robles, madroños, alcornoques, encinas, olivos, castaños y pinares de repoblación, y estos últimos “suponen una bomba de gasolina” para el fuego.
El presidente Fernández Vara, en la reunión del Mando Único del Plan Infoex, lanzó un mensaje de esperanza: “ahora lo vemos todo negro pero las cosas volverán a ser en color en Gata, os lo aseguro. Mucho ánimo”

El incendio de Gata suma su tercer día sin control avivado por el fuerte viento