“El mejor presidente del Deportivo es que entre el balón”

|

 

Continuamos hablando con Pepe Guillín en una distendida charla en la que llegamos al momento en el que el Deportivo cambia, se aleja de la ‘longa noite de pedra’ y se convierte en referente del fútbol español. Pero no solo del ‘glorioso’ hablaremos...

-Después de la travesía por Segunda llega Lendoiro y todo cambia. Usted con él.
-En el año 88. Yo estaba en el Liceo y en el Español, colaboraba en el club cuando me pedían algo, pero en el 88 estaba en el Liceo. De hecho yo le animé a que cogiera el club. Pepe el del Taboo (un conocido local de hostelería de la plaza del Maestro Mateo) fue el que más le animó y yo andaba por ahí. Entré con él de directivo como otros compañeros.

-¿Y pensaba que se podía montar la que se montó con Copas, Liga, Europa...?
-Es que Lendoiro siempre triunfó, tuvo suerte, en el Español quedó campeón cinco veces seguidas. Entra en le Federación de Balonmano y hace unos torneos impresionantes aquí, con equipos de toda Europa, coge el Liceo y, buff... Campeón de todo, un club histórico. Yo decía “mira, no sé, pero en tres o cuatro años igual quedamos campeones de algo”. Y así fue. Quedamos campeones de Copa y merecimos antes la Liga con el famoso penalti de Djukic. Lendoiro es un tío que tuvo mucha suerte, ahora bien, hizo una gran labor. Lo malo fue al final.

-Fueron muchos años dirigiendo el club.
-Es que cuando uno lleva muchos años en un cargo... Es complicado.

-Mucha gente se enganchó al Depor al ver jugar a Bebeto, Fran, Mauro...
-Sin duda. Para mí la temporada del Superdepor de Arsenio fue una de las mejores de la historia jugando al fútbol. No tendría tantos suplentes como en el 2000, pero técnicamente, con la Orquesta Canaro, para mí, desde que veo fúttbol, fueron los mejores equipos que le he visto al Deportivo.

-Y de equipos como el Barcelona, la selección de Luis Aragonés, ¿qué opina?
-Yo creo que antes se jugaba al fútbol tan bien como ahora, lo que pasa que la preparación física no es la de hoy, los campos de fútbol, todo. Pero ¿dónde hay un Basora, un Kubala, un Epi del Valencia, un Panizo o Gaínza del Bilbao, un Gento? No los hay hoy por mucho que se diga.

-Sería tremendo verlos con los sistemas de trabajo de hoy.
-¡Hombre claro! Y porteros también.
-¿Realmente pensó alguna vez que se podía ganar una Liga o estar años en Champions?
-No. No lo pensaba, pero tampoco pensé que habría jugadores de tanta calidad en el Deportivo, que sumáramos seis títulos, que le ganásemos a los mejores de Europa aquí y fuera... Eso queda para siempre.

-¿Es imposible repetirlo?
-Sí. Creo que sí. Además date cuenta de una cosa. Antes trabajábamos en pesetas y ahora en euros. Hasta en eso ha cambiado el fútbol. Es imposible repetirlo por muchas cosas.

-Llega el momento del cambio después de tantos años con Lendoiro en la presidencia. Llega un presidente de aquí, de la plaza de España. Eso importa. Siempre mejor uno de casa que uno de fuera ¿conocía a Tino Fernández?
-No. Me contó que era colaborador de Lendoiro. Una vez estuve con él y me dijo “yo también era de Lendoiro”.

-De hecho él lo dice, le decía “Augusto, ahora tocan palcos, pues palcos”, su empresa siempre apoyó con publicidad...
-Sí. Un deportivista. Yo tenía mucho miedo de que el Deportivo desapareciera porque Hacienda no le hacía caso a Lendoiro. Se llevaban mal. Si llega a seguir él no sé lo que podría haber pasado. Al llegar estos lo arreglaron. Bienvenido sea. 

-Parece que se va caminando hacia la estabilidad.
-Pero el caso es quedar en Primera, porque si bajamos, que no creo que bajemos, no es igual llevarse 30 ó 35 millones a llevarse tres. Para rebajar la deuda sería terrible.

-Es historia viva del deporte coruñés, un cronista con archivo que ha colaborado con periódicos, revistas, clubes...
-Lo tengo todo en la cabeza. Yo...De lo que me acuerdo. Hay un refrán que dice: ‘más vale caer en gracia que ser gracioso’ y es lo que me pasa a mí. Yo creo que como yo hay más gente en Coruña, igual no con tanta insistencia o constancia, pero en el fútbol modesto coruñés han trabajado personas como los hermanos Dalton, Parodi del Unión Sportiva, Escobero del Sporting Ciudad, León del Deportivo Ciudad, Pepe el panadero, Uría el del Torre... Infinidad de gente que se desvivió, y era cuando el fútbol modesto era el verdadero fútbol modesto. Ahora también habrá gente que se sacrifica, pero aquello era otra cosa. Había un jugador en el Español que era de Ribadeo y yo lo traía a jugar y luego lo llevaba a Ribadeo... No sé si eso lo haría hoy.

-Son un montón de años ligado al deporte de la ciudad.
-Sí, también fui delegado de los antiguos alumnos de Salesianos.

-Donde tiene su peña deportivista.
-Sí. Era el delegado de la asociación y luego se puso en marcha la peña.

-Y ha tenido reconocimientos de todo el mundo aunque a usted no le gustan nada...
-Hombre, soy un poco tímido. Dicen que soy alegre pero no. Yo creo que soy cortito para todo...

-Bueno, no me diga eso...
-Sí hombre sí, porque pude hasta haber vivido del fútbol y resulta que me costó la vida, di mi vida por el fútbol y perdí ‘cuartos’. Con todo ese dinero hoy tendría dos chalets por lo menos.

-Vamos con la retrospectiva. Ya sé que es difícil. El mejor jugador coruñés...
-Aquí hubo grandes jugadores, y aunque es de otra época, Chacho. Dicen que fue el mejor jugador que dio La Coruña. Todavía tiene el récord de goles de España en un partido internacional. La selección ganó por 13-0 y él metió seis goles. Nadie lo ha superado. Era parecido a Luis Suárez, pero con más disparo. Luis no lo tenía. Eran muy buenos los dos... Amancio también me encantaba. Rábade. A mí me decía Rodrigo García Vizoso que era el más completo de todos y él fue el que descubiró a Chacho cuando tenía 16 años.

-Portero, Acuña. Sin duda.
-Claro. Yo ya hablé tanto de Acuña que prefiero no abundar más. Solo digo que no volverá otro portero como él 

-Evolucionó el fútbol desde la meta ¿no?
-En España, desde el año 40 en adelante, sin duda. Fue lo más grande que dio la ciudad y me fastidia que haya desaparecido el Trofeo Jua n Acuña. La gente de ahora no sabe quién fue Acuña. Es una pena.

-El mejor presidente del Deportivo.
-Prefiero no decir quién fue el mejor. El mejor presidente del Deportivo ¿sabes cuál es? Que entre el balón. Si no entra el balón aunque se hagan cosas grandiosas será siempre criticado y lo echarán fuera.

-Los directivos que le han dejado huella.
-Uno muy bueno, muy bueno, era Manolo Montiel. Era un fenómeno. Se metía en el club y sabía hacer todo. Conocí a muchos, muy buenos, que dieron mucho por el club.

-Los mejores entrenadores.
-Creo que un gran entrenador era Scopelli. Era un señor. Helenio Herrera  estuvo aquí tres meses, tiene fama, está claro, y consiguió que el Deportivo no bajase, pero un entrenador que me gustó mucho era Hilario Marrero. Ascendió al equipo a Primera por primera vez. Tenía tan preparado a Acuña... Entrenaba con 25 balones en el campo.

-Cómo ve el deporte coruñés ahora.
-Yo no soy muy seguidor de algunos deportes de los que no te puedo hablar, como el baloncesto.

-Bueno, pues el Liceo, por poner un ejemplo de un gran club que no es de fútbol.
-Hasta ahora lo he visto bien pero a partir de ahora lo puede pasar mal con la macha de los hermanos Bargalló. No hay dinero para reemplazar a estos jugadores. Lo veo hasta con problemas para conservar la categoría si no consiguen mantener el equipo y hacer un relevo.

-Qué mal lo pone ¿no?
-Tienen que fichar ¿pero cómo ficha si encima no le pagan y le deben?

-¿Y el Deportivo?, ya me avisaba hace tiempo de las rachas y acabamos de dejar una atrás que daba miedo.
-Es que el fútbol son ciclos. Te viene uno bueno y ya dices “menudo entrenador, hay que renovarlo”, te viene una mala y el mismo que era bueno ya no vale y la gente lo quiere echar. El fútbol tiene una máxima para entreandores y directivos: tiene que entrar el balón. No entendemos nadie de fútbol. Cuando entra el balón es cuando se entiende.

-¿Qué jugadores le gustan más de esta plantilla; por cuáles hay que hacer un esfuerzo para que se queden? ¿Lucas?
-Es el máximo goleador, no lo vamos a echar fuera (risas), me gusta mucho Luis Alberto, también Cartabia, creo que debería de jugar más aunque el que sabe más es el entrenador e igual no le hace una u otra labor que él quiere. Es rápido y tiene una zuurda de oro. Luisinho también es un buen jugador pero no sabes si lo van a expulsar, si se va meter con el árbitro, con un compañero, si va a hacer esto o lo otro... Ahora, es un buen jugador.

-Cuente a los lectores lo de que no vas al fútbol.
-No. Yo no voy al fútbol. Ni lo veo por la tele, veo el final, si ganó el equipo veo el resumen, sino, ni eso. Cuando estaba de directivo en el Deoprtivo tampoco iba al fútbol. No fui a ningún partido de la Champions o de Europa en general fuera de casa.

-Pero ¿cuándo dejó de ir al fútbol en Riazor?
-Ya cuando entramos en Segunda me costaba trabajo, y eso que mientras no vino Barritos tuve que hacer alguna vez de delegado. Ahí tenía que aguantar, pero a poder ser me escapaba. ¡A Franganillo le pasaba igual! Ahora no sé, pero antes le pasaba como a mí. Somos muy nerviosos. Después de un doble desplazamiento a Murcia y Elche, que fueron mis últimos partidos como delegado, ya llegó Barritos, en un partido contra el Rayo, y yo ‘me escapé’. No podía ver los partidos. Y ahora sigo igual, me pongo nervioso, salvo que el equipo esté ‘libre’, no se juegue nada. Sino me pongo muy nervioso.

-¿Y cómo hizo el día de la Liga?
-Vi el primer tiempo y me marché del campo.

-¿Y los minutos que quedaban de la Copa del Rey, cuando marcó Alfredo?
-No fui. Venía del Liceo y me lo dijeron en la Plaza de Portugal, había alegría y me dijeron que éramos campeones de Copa.

-¿Cuántos jugadores ha tenido cerca en cualquiera de tus ocupaciones y clubes?
-Por mis manos pasaron más de 3.000 tíos entre unos y otros. Son muchos años, había muchos equipos de muchas categorías...

-O sea, que cuando va por A Coruña le para todo el mundo ‘hasta luego, Pepe, adiós, Pepe’...
-Hasta luego Lucas (risas). Sí. Conozco a mucha gente. Han sido muchos años en los que he disfrutado mucho y trabajado mucho. Así ha sido mi vida.

“El mejor presidente del Deportivo es que entre el balón”