Varios accionistas sondean una posible ampliación

02 diciembre 2016 El RC Deportivo de La Coruña celebró la junta para cerrar el ejercicio de la temporada y presentar el de la actual en el salón Arao de Palesco

Lo que parecía un rumor va tomando forma. En las últimas semanas algunos accionistas del RC Deportivo han valorado la posibilidad de una nueva ampliación de capital que refuerce la estructura del club en el apartado económico.

Como en todo, hay elementos que están de acuerdo y otros no. Los grandes accionistas –se supone– acudirían a este nuevo proceso societario para comprar todos los títulos posibles pero para los pequeños es otro cantar.

De hecho, una ampliación de capital en la que se reforzaran las posiciones de las personas y empresas con más títulos haría que el control del club se concentrase todavía más, rompiendo casi de manera definitiva con la primigenia idea de una entidad ‘de todos’, algo que se pudo mantener hasta que el consejo de Augusto César Lendoiro eliminó en asamblea el tope del 1% para realizar una ambiciosa ampliación, en su día, que finalmente no culminó como se esperaba.

Los pequeños, en contra
Si algunos de los grandes accionistas podrían ver con buenos ojos una ampliación, el sentimiento de los pequeños parece otro.

En las últimas semanas ha habido algunos movimientos para agrupar acciones, para sindicarlas, con el objetivo de conseguir un número elevado de títulos de las personas que tienen una, dos, tres o cuatro acciones.

A esta plataforma se podría unir la fundación que impulsa la candidatura de Martínez Loira e incluso algún accionista grande. De esta manera, la Junta en la que se pusiese sobre la mesa la posible ampliación podría tener un sector bastante amplio que votase en contra de tal iniciativa. Para eso, precisamente, están las asambleas, para que cada uno se exprese como considera o vote lo que entiende que es mejor para el club.

Unidad
Muchos ven una fractura social entre grandes y pequeños accionistas, pero es una dinámica habitual en el mundo del fútbol, más en el actual, en el que cada vez hay menos clubes ‘de todos’.

Al igual que algunos accionistas están seguros de que pueden sacar adelante este proyecto, otros muchos, pequeños y no tan pequeños, también están convencidos de que ganaría el ‘no’ en una asamblea en la que se movilizaría una gran parte del accionariado por los requisitos del quorum.

Mientras no llegue el momento, si es que finalmente llega y no se queda en conversaciones entre deportivistas, lo importante es Riazor, la unidad mostrada en los últimos partidos, el escudo, porque es lo que verdaderamente permanecerá en el tiempo. Y ahí no fallará, como siempre, el deportivismo, tenga las acciones que tenga.

Varios accionistas sondean una posible ampliación

Te puede interesar