La Marea impulsa un plan piloto en Bens para marcar un horario para llevar los animales sueltos

El Ideal Gallego-2016-02-01-019-9948167d
|

El Gobierno de la Marea trata de  moderar la convivencia entre mascotas y ciudadanos, convencido de que el entendimiento es posible pero reconociendo la existencia de un “conflicto en toda a cidade” en relación con las deposiciones de los animales y la implantación de áreas caninas en distintos puntos, explicó la titular de la Concejalía de Medio Ambiente, María García. 
La edil informó de la  puesta en funcionamiento de “un proxecto piloto no Parque de Bens”, donde se compartimentarán espacios y horarios “a fin de favorecer esa convivencia entre os donos dos cans e aquelas persoas que optan por unha estancia relaxada e sen animais”, añadió García en respuesta a una pregunta expuesta por uno de los participantes en el “Dillo Tí” del  Centro Cívico de San Diego. 
La manera adecuada de despejar dudas sobre qué se puede y qué no se puede hacer con un perro es revisar la Ordenanza Reguladora de la Tenencia y Protección de los Animales del Ayuntamiento de A Coruña. Esta señala que será la administración municipal quien se encargue de establecer “los horarios y espacios de esparcimiento para animales en los cuales podrán circular libremente y sueltos acompañados de su propietario o poseedor” y, en este sentido, la intención de Marea Atlántica pasa por extender el modelo de Bens a otras zonas de A Coruña. 
Desde María Pita pidieron la colaboración de los ciudadanos, “sobre todo, dos donos dos cans”, para evitar que asomen problemas de convivencia y, en este sentido, apuntaron al deber de cumplir la ordenanza en lo que se refiere a limpieza y seguridad y que, de lo contrario, se impondrán las sanciones económicas que establece la disposición imperante en A Coruña.  

Pajarera
En cuanto a la Pajarera de San Diego, los responsables municipales señalaron que funcionó de modo irregular, sin los controles  veterinarios adecuados, plan de gestión... Una serie de medidas que “encarecían moitísimo o seu mantemento” y que, de no aplicarse, exponía a la ciudad a una multa por parte de la Xunta.
Las aves se trasladaron a un equipamiento de educación ambiental del entorno y la infraestructura se ofreció al CEIP Sal Lende para su uso dentro de las iniciativas escolares de huertos urbanos, “e estamos á espera que o centro nos confirme cando se vai utilizar de forma efectiva a paxareira”, indicó la concejala, que insistió, ante los vecinos, en que “a cousa está en marcha” y en que es cuestión de tiempo que la actividad regrese a este punto de San Diego, en las inmediaciones del auditorio elegido por el Gobierno de Xulio Ferreiro para el “estreno” de la ronda de encuentros abiertos “Dillo Tí”. 

La Marea impulsa un plan piloto en Bens para marcar un horario para llevar los animales sueltos