El nuevo albergue para personas sin hogar recibe los primeros usuarios

Varias personas hacen cola para pasar el triaje médico en Riazor | javier alborés
|

El segundo albergue para sintecho puesto en marcha por el Ayuntamiento coruñés comenzó ayer a recibir a los primeros usuarios, indicó el Gobierno local.

Las instalaciones de las pistas polideportivas de Riazor, con entrada por la avenida de la Habana, incrementan la capacidad del pabellón del estadio, que ya cuenta con 60 personas y que era necesario ampliar. En total, se aspira a dar cobijo a más de un centenar de ciudadanos que no disponen de una vivienda.

Fuentes municipales señalan que los usuarios han de pasar el triaje al llegar y después son asignados a una cama. Los recintos cuentan con dormitorio, comedor, televisión, mesas de ping pong y una zona al aire libre, entre otras comodidades.

Además, se ha habilitado un pequeño servicio de biblioteca y los sintecho de estos albergues pueden estar acompañados por sus mascotas.

Un coste de 38.000 euros
La alcaldesa, Inés Rey, la concejala de Bienestar Social, Yoya Neira, y el edil de Deportes, Juan Ignacio Borrego, visitaron el viernes el nuevo dispositivo de las pistas polideportivas de Riazor, que dispone de unas 50 plazas. Durante la visita, la regidora destacó que las personas más vulnerables son una prioridad para el Gobierno local y que, en este caso, la infraestructura supone un gasto semanal de 38.000 euros. 

“Non imos deixar a ninguén atrás, e menos nunha situación de vulnerabilidade. Por iso, ampliamos o servizo de asistencia ás persoas sen fogar e así seguiremos traballando”, zanjó.

Para este segundo espacio, el Ayuntamiento habilitó un pasillo en la acera de la avenida de la Habana, de manera que este espacio permite conectar ambos dispositivos asistenciales, entre el el pabellón situado en paralelo a la playa y las pistas polideportivas.

Este espacio habilitado por el Ayuntamiento sigue el mismo esquema organizativo que ya se puso en marcha en el pabellón al inicio de la declaración del estado de alarma y la obligación de confinamiento por la pandemia del coronavirus.

El triaje médico se efectúa en el primer espacio que se puso en marcha, por lo que los nuevos usuarios tienen que pasar las pruebas para poder ocupar una vacante en esta prolongación, en la que se establecen las mismas normas de funcionamiento y vigilancia que en la primera.

El nuevo albergue para personas sin hogar recibe los primeros usuarios