La piscina de Riazor permanecerá cerrada al menos dos semanas por filtraciones en la cubierta

Un cartel en la entrada avisa a los usuarios de la imposibilidad de acceder al recinto javier alborés
|

La piscina municipal de la Ciudad Deportiva de Riazor permanecerá cerrada alrededor de dos semanas después de que el pasado lunes de noche se detectasen filtraciones en la cubierta del recinto, momento desde el que está cerrado.
Los usuarios de la piscina pública de Riazor no podrán utilizar este espacio durante un par de semanas por lo menos. Es el tiempo estimado inicialmente para reparar unas filtraciones que aparecieron durante las últimas horas del pasado lunes.
Fuentes municipales aseguran que las goteras vienen “derivadas dun problema construtivo” y ya fueron revisadas por parte de técnicos y del personal de edificación del Gobierno local.

cierre inmediato
Ante este incidente, el Ayuntamiento acordó cerrar la piscina a las 22.00 horas del lunes para evitar posibles daños personales entre los usuarios y los trabajadores y que los operarios puedan trabajar en la reparación. Lo comunicó a través de la red social Facebook a última hora de ese día. Ahora, en la puerta de acceso a la piscina figura un cartel que avisa de “instalación cerrada por avería. Rogamos disculpen las molestias”.
Estos problemas en la cubierta de la piscina se unen a los que sufre el estadio de Riazor en su cubierta, cuya reparación está pendiente de ser licitada por el Gobierno local después de acordar con la adjudicataria rescindir el contrato anterior. La oposición criticó que este cambio provocará una nueva demora.

La piscina de Riazor permanecerá cerrada al menos dos semanas por filtraciones en la cubierta