Unos 200 coruñeses claman contra la excarcelación inminente de terroristas

|

La rabia contenida de muchos coruñeses hacia las injusticias de la Justicia salió ayer a relucir en un acto de protesta por la excarcelación de la terrorista Inés del Río y por las que vendrán después de la reciente derogación de la Doctrina Parot. Alrededor de 200 personas se dieron cita en el Obelisco para “pedir perdón a las víctimas por haberlas abandonado como sociedad”. Justo antes, antiguos miembros de la recién extinguida Asociación Gallega de Víctimas del Terrorismo (Agavite) realizaron una ofrenda floral en el monumento a los damnificados, en O Portiño.
Alrededor de 200 personas de toda edad y condición clamaron en A Coruña contra la salida de la cárcel de los terroristas (pero también de otros penados) debido al mazazo de Estrasburgo a la Doctrina Parot. Otras, representantes de la delegación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, viajaron a Madrid para unirse a la gran marcha cívica.
Aquí el clamor fue silencioso pero unánime, como así lo demostró el secretario de la Asociación Cívica Coruña Liberal, que convocó el acto. Cuestionado sobre la reacción social tardía ante la sentencia del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, José Antonio Amado, comentó que “nunca es tarde para reivindicar la justicia”.
“Queremos defender el orden constitucional frente a los ataques que está sufriendo”, insistió y criticó la “traición” realizada por el PSOE al negociar con ETA y por el PP “al comprar el proceso” al gobierno saliente.
En opinión de la asociación, la situación actual se debe a que “España es un país dividido en el que la mitad bendice” que se “entierre” la memoria “y con ello a las víctimas”. Amado –que en el manifiesto leído en presencia de la ciudadanía pidió perdón a las víctimas “por haberlas abandonado” y cargó contra PSOE y PP–, lanzó un mensaje a Estrasburgo: “Hablan de los derechos humanos de los terroristas pero, ¿qué pasa con el derecho a la vida de sus víctimas?”.
Para Coruña Liberal no se trata de que los etarras “se pudran” en la cárcel sino de que “se cumpla la pena y, si se le aplica una reducción, que sea sin fraude y sin estudios ficticios”.
Por su parte el expresidente de Agavite y víctima de ETA, Antonio Suárez, destacó que la de ayer fue “una concentración en recuerdo de las víctimas del terrorismo y en repulsa contra lo hecho por el Gobierno central contra la Doctrina Parot”.

exilio y "paz sucia"
“Lo indicó Estrasburgo pero no se tenía por qué haber ejecutado su sentencia porque España es un país soberano; sin embargo la Audiencia Nacional se reunió por vía de urgencia cuando muchos de nuestros casos aún están sin resolver”, reiteró el expresidente de la recién disuelta Agavite. En el acto participó José Manuel Lestón, un exiliado del País Vasco porque su padre estaba amenazado por haber sido “inspector jefe de la Policía Nacional de Irún hasta el año 87”.
“Esto es un proceso de paz falso, es una paz sucia porque se permite que el nacionalterrorismo vasco defienda su memoria a costa de las víctimas”, señaló.
Antes de la concentración, Suárez depositó unas flores en el monumento en recuerdo de las víctimas en O Portiño ante unas 40 personas, entre las que se encontraban el secretario general del PP coruñes, José María Barreiro, y el diputado del PPdeG, Gonzalo Trenor.

Unos 200 coruñeses claman contra la excarcelación inminente de terroristas