Follas Novas se acostumbra a triunfar

|

El Ideal Gallego-2011-05-23-024-18a05c35ÉXITO EN EL ROSALÍA > La coral polifónica coruñesa triunfa en el reestreno de “Tres estampas galegas: A Espadela”, celebrada ayer en el teatro Rosalía

R.L. > A CORUÑA
  La empresa no era fácil. Ni siquiera es sencillo encuadrar dentro de un género el original de Luis Carré musicado por Mauricio Farto Parra. “Tres estampas galegas: A Espadela” no es zarzuela, ni tampoco ópera. No tiene protagonistas o, para ser más fieles, el protagonista es todo el coro.


No fue fácil tampoco el camino que llevó a Follas Novas a poner la obra sobre las tablas del Rosalía 87 años después de su estreno. Hubo que recomponer la partitura a partir de fragmentos perdidos por páginas sueltas.
Por todo ello, el éxito cosechado por la coral polifónica ayer cobra un valor especial, que no podía obtener mejor premio que la cerrada ovación con que cerró el espectáculo el patio de butacas.

Trabajo ímprobo > Una de las claves ha sido el esfuerzo de toda la agrupación, pero en especial del director, Julio Cabo Messeguer, que puso especial cuidado en mantener el espíritu de los cantos populares de tradición oral, tal y como llegaron hasta comienzos del siglo XX.
Durante una mañana inolvidable, y con una puesta en escena especialmente rítmica, por el escenario del Rosalía –no podía ser en otro sitio– pasaron a lo largo de los tres actos y con la música coral siempre de fondo, labores artesanales costumbristas gallegas, como las relacionadas con el lino, las camariñanas de las palilleiras y, por encima de todas, la espadela, la tarea de separa el grano de la hoja en las mazorcas de maíz y que ha desaparecido por completo a consecuencia de la mecanización del campo gallego.
En alguna de las butacas la emoción se hizo presente. Alguna espectadora de avanzada edad creyó retroceder en el tiempo cuando vio ante sí escenas de su más tierna y a la vez dura infancia. Follas Novas está casi obligada a repetir a no mucho tardar.

 

Follas Novas se acostumbra a triunfar