“Muchas empresas temen que la venta online canibalice sus tiendas físicas, pero es una oportunidad”

El Ideal Gallego-2015-05-07-009-2a52f83f
|

El comercio electrónico es estos días protagonista en A Coruña y como no podía ser de otra forma los responsables de la plataforma líder de compra-venta entre empresas a nivel estatal visitaron ayer la ciudad para transmitir a los emprendedores algunas claves del éxito de Solostocks.
El CEO de la plataforma, Luis Carbajo, y su director de Desarrollo de Negocio, Manuel Camacho, disertaron sobre las posibilidades de las ventas digitales en el marco del Leadership Fórum Ecommerce. “Hay que explicar a las empresas que los formatos y los clientes han cambiado”, puntualizó Carbajo, en una entrevista a este diario.
Por su trabajo diario, detecta que pese a estar en la era digital a muchas empresas todavía les cuesta dar el salto a internet. Algunos profesionales no se han dado cuenta de que “el comprador a cambiado el catálogo físico por el formato digital de ventas, que es una oportunidad”.
“Nos encontramos gente que tiene miedo de que ofrecer productos por internet canibalice la venta en tiendas físicas o que afecte a los delegados en otras zonas pero debería ser todo lo contrario porque la red es una oportunidad”, recalca. Hace hincapié en que se puede llegar a gente que ni siquiera estaba integrada en las hojas de ruta de los comerciales y que son potenciales clientes.
Como ejemplo destaca la experiencia de una tienda de puertas de una pequeña localidad murciana que dio el paso de integrarse en Solostocks para ampliar un poco su mercado y acabó dando con compradores “de fuera de España, incluso de Irak”.
Muchas de las firmas con presencia en el portal presumen de que gran parte de su volumen de ventas viene dado por la web, si bien Carbajo reconoce que “el volumen de negocio varía caso a caso”. Pueden darse sorpresas como la de la “pequeña empresa de Lucena que fabrica máquinas para hacer churros y que ha vendido en Malasia, la República Dominicana o Guinea”.

más mercados
Internet abre todo un mundo de posibilidades que no están de más cuando el mercado estatal está de capa caída. Hasta la propia página trabaja en su expansión  y cuenta con proyectos similares en numerosos países.
Estos portales están construidos con “entre un 80 y un 90% de empresas locales de cada país”, pero también los negocios estatales empiezan a interesarse por participar activamente en esos sitios digitales. No todos esperan a que los busquen en la versión española.
A la hora de ofertar una mercancía pide que se sea honesto con el cliente para evitar una mala publicidad y la subida del mayor número de fotos que enseñen los detalles del producto. “Internet es un medio visual y lo que no se ve no se compra”, destaca después de conocer numerosos análisis al respecto. De cara al consumidor también verifican la autenticidad de las compañías que se dan de alta, con garantías especiales para algunas.

“Muchas empresas temen que la venta online canibalice sus tiendas físicas, pero es una oportunidad”