Feijóo apela a la responsabilidad de los ciudadanos en su discurso de Fin de Año

Alberto Núñez Feijóo, durante la grabación de su mensaje de Fin de Año
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, apeló a la responsabilidad en su discurso de Fin de Año y alertó de la necesidad de no cometer el error “de pensar que todo terminó”.

Con todo, dijo que, ante la llegada de la vacuna, hay motivo de “esperanza” y que Galicia está “preparada” para aprovechar las medidas de reactivación que la Unión Europea acordó. También instó a “pelear” por la recuperación sin dejar a ningún gallego “al margen”.

Feijóo trasladó su mensaje desde el mismo atril que utilizó en algunas ocasiones para informar sobre la evolución de la pandemia y las medidas aprobadas para frenar el Covid-19 y de hecho sus primeras palabras fueron para recordar a los fallecidos en este contexto de pandemia y también a sus familias.

También expuso su reconocimiento a los profesionales sanitarios, trabajadores de residencias y centros educativos, así como empleados de “servicios esenciales” o a la “gente solidaria”. “Galicia afrontó esta prueba inédita con resolución y sin miedo”, manifestó en un discurso en el que defendió que como comunidad dio “la talla”. “Y también como un conjunto de instituciones capaces de trabajar armónicamente”.

 

Comprensión

“Se volvió a evidenciar esa Galicia entendida como hogar común, como familia”, resaltó Feijóo, quien aseguró que siente “de todo corazón” las consecuencias que la pandemia y las medidas adoptadas para combatirla tuvieron en la población y, en especial, en sectores como autónomos, profesionales de hostelería y empresas o en familias que “temen por los efectos económicos”.

Convencido de que “comprenden” cada medida adoptada, insistió en que cada una de estas tuvo como objetivo “protegerlos a todos”. “Y continuar como una de las comunidades con mejor comportamiento en esta pandemia”.

En este sentido, remarcó que las medidas se seguirán adoptando de la mano de los expertos del comité clínico, al que agradeció su trabajo. Al hilo de ello, pidió a los gallegos que “sigan siendo responsables”.

“La vacuna que los gallegos ya están recibiendo y que se va a extender poco a poco es el principio del fin”. “Pero no cometamos el error de pensar que en este momento ya todo terminó, porque no es así”. “Es necesario que sigamos siendo escrupulosos en el cumplimiento de las medidas de prevención”.

 

Consenso

Por otra parte, en relación a la gestión del Gobierno gallego, incidió en que la crisis del coronavirus “aún sigue exigiendo rapidez en las decisiones, eficacia y precisión, requisitos que no son siempre son fáciles de conciliar”.

Y, pese a estos inconvenientes, defendió el comportamiento “ejemplar” de la sociedad como “ejemplar”, argumentó, es la política que él “defiende”. “Una política basada en el consenso porque el pueblo también afronta los problemas y las ilusiones con unidad”. “Esa política consciente que hace falta defender porque no siempre se practica”.

Y aludiendo a la visión de la Catedral, tras las obras de restauración acometidas, dijo que es un reflejo “de la Galicia que perdura tras recorrer un largo camino”, añadió también en alusión a la celebración del Xacobeo 2021.

Feijóo apela a la responsabilidad de los ciudadanos en su discurso de Fin de Año