La agenda de refuerzos, lista para ser utilizada

06 junio 2015 / 10 diciembre 2015 Juan Domínguez y el Deportivo escenificaron la renovación del jugador por tres temporadas
|

Si Pedro Mosquera abandona el Deportivo habrá que buscar refuerzos. El Valencia apuntaba la posibilidad de la cesión de Javi Fuego, pero en A Coruña se apostará hasta el final por el jugador ‘de la casa’, sobre todo porque es una pieza importante de presente y futuro que rompería los planes del equipo.
El propio Víctor Sánchez del Amo, entrenador de la primera plantilla blanquiazul, comentó que la realidad manda. “Todos estamos expuestos a estas situaciones que generan inestabilidad deportiva”, dijo en unas declaraciones a Radio Marca.
“Es la ley del mercado, el más grande se come al chico”, abundó el estratega blanquiazul. La salida de Mosquera dejaría 4 millones de euros en las arcas del Depor. El 25% sería, de forma inmediata, para Hacienda, y del 75% restante también habría que pagar deuda. El club podría embolsarse ‘en neto’, dos millones de euros que elevarían el tope salarial y que permitirían nuevas incorporaciones ya que hay una ficha libre tras la salida, cedido al Tenerife, de Saúl.

otro 'rivaldazo'
Tras la posible marcha de Mosquera se habla ya en la ciudad de otro ‘Rivaldazo’, en alusión a la ‘jugada’ que el Barcelona le hizo al Deportivo en verano de 1997. En el límite del mercado, sin opción para fichar, el club catalán abonó la cláusula del futbolista (24 millones de euros/4.000 millones de pesetas de las de antes) en el último día en el que se podían hacer traspasos.
El Depor, que había confeccionado una plantilla con el atacante brasileño como piedra angular, quedó seriamente tocado a pesar de contar con un buen plantel. En A Coruña no se olvida la afrenta.
El caso de Mosquera es distinto, pero no deja mucho tiempo para maniobrar, aunque las ‘agendas’ de la dirección deportiva son amplias y hay opciones para reforzarse con garantías.
Eso sí, y hay que insistir, el Depor agotará todas las posibilidades para retener al futbolista herculino en sus filas. En caso de que no lo consiga se intentará fichar un mediocentro de garantías. En la Plaza de Pontevedra ya hay una lista con varios nombres, objetivos del club si Mosquera se va. Varios agentes han sido avisados ya de que puede haber posibilidades para sus representados y, dentro de los problemas que conllevan el perder a un referente, hay confianza en un trabajo bien hecho ya desde el verano. El seguimiento a los jugadores siempre es continuo, no se para, por eso la ‘agenda’ de los Vidal, Barral y Bello está lista para conseguir un sustituto si al final Mosquera decide enrolarse en la aventura valenciana en lugar de continuar en el Depor por muchas temporadas, como le ofrece el club.
 

La agenda de refuerzos, lista para ser utilizada