Culleredo evoca a Urbano Lugrís siguiendo sus pasos por Vilaboa

Los actos comenzaron delante de la iglesia de Vilaboa | JAVIER ALBORÉS
|

“Tras os pasos de Lugrís por Vilaboa”. Una evocación colectiva del hijo pintor del galeguista Manuel Lugrís Freire. Organizada por los colectivos “In Nave Citivas” y “O Mural” con la colaboración del Ayuntamiento de Culleredo, la actividad recorrió los principales puntos relacionados con el artista, desde la iglesia, donde se conservan tres cuadros, hasta el antiguo parvulario, ahora aula de catequesis, donde dejó un colorista abecedario, el sistema solar con los planetas, animales exóticos y cuerpos geométricos con el sello indiscutible de Lugrís.
Llegó a Vilaboa en los 60 para vivir en una pensión, y aquí permaneció un año, que aprovechó para dejar su huella cerca de la calle de Conduzo, donde solía comer, en Casa Rumbo. Los actos se completaron en esta vía, donde se inauguró un mural y se realizaron intervenciones delante de la antigua Ferretería de Serafín.

Culleredo evoca a Urbano Lugrís siguiendo sus pasos por Vilaboa