España hace disfrutar y se rueda

Sergio Rodríguez, que salió desde el banquillo, se mostró bastante acertado tanto en la dirección como en el lanzamiento | Jorge Zapata
|

La selección española se despidió de los amistosos en el territorio español con una clara victoria ante la de Venezuela y una sola derrota por el momento ante Bélgica, de los cinco que ha disputado.
El equipo nacional, liderado por Pau Gasol –13 puntos en el primer cuarto–, fue más consistente que el conjunto venezolano, al que le costó entrar en el partido (24-17).
España, con las rotaciones inducidas por Sergio Scariolo, intentaba darle el ritmo adecuado al encuentro ante una ‘Vinotinto’ demasiado anárquica y en la que sobresalía el base John Cox. El primer periodo se cerró con 28-19.
En algunos momentos se pudo observar algo de relajación, y un parcial de 2-7 acercaba a Venezuela (30-26).
‘La Roja’ se vio sorprendida, aunque sin agobiarse y con muchos jugadores que no son los habituales, mantenía la distancia (42-36), a pesar de perder el cuarto por 14-17.

Segunda mitad plácida
El partido continuó de manera plácida para España, aunque con algún sobresalto, quizás por la relajación y el empeño de Venezuela de agradar (46-41) y de prepararse para el torneo de las Américas.
Scariolo había utilizado a los 12 jugadores convocados –se quedaron fuera Sebas Sáiz y Xavi Rabaseda– y aunque en diversos lances del encuentro bajaron las prestaciones, las ayudas de los hermanos Gasol y de Sergio Rodríguez, pusieron una clara ventaja (66-50) al término del tercer corte.
En el último periodo, con Venezuela desfondada, España jugó a placer, con cambios de cromos: antes fue Pau Gasol, ahora era su hermano Marc, haciendo las labores de tirador, dos triples consecutivos (78-54, m.35).
El encuentro concluyó con un marcador holgado, y el miércoles frente a Bélgica –única selección que ha podido derrotar a los españoles en este periplo de amistosos–, esta vez en suelo belga, España seguirá con su puesta a punto. l

España hace disfrutar y se rueda