Tui brinda un caluroso recibimiento a Felipe VI en su primer acto después de las vacaciones

GRAF8842. TUI, 02/09/2020.- El rey Felipe VI durante su visita a la comandancia naval del Miño, en Tui este miércoles, lo que constituye el primer acto oficial del monarca desde el pasado 17 de agosto, cuando, en compañía de la
|

El rey Felipe VI retomó ayer su agenda institucional entre estrictas medidas de seguridad en la fronteriza ciudad pontevedresa de Tui, donde ha rendido una visita a la Comandancia Naval del Miño.

En una mañana clara y veraniega, Felipe VI fue recibido a los gritos de “Viva España” y “Viva el Rey” por algo más de un centenar de personas que se congregaron en las inmediaciones de la Comandancia Naval, cuyo personal, compuesto por 26 militares y dos civiles, le rindió honores.

Tras pasar revista a la dotación, el Rey, enfundado en su uniforme de Capitán General de la Armada, escuchó los 45 segundos del himno largo de España, interpretado con corneta, antes de participar en una breve reunión en el interior de las instalaciones de la Armada.

Allí escuchó de primera mano el papel que desempeña esta unidad de Fuerza de Acción Marítima en los 77 kilómetros que mide el Tramo Internacional del Río Miño (TIRM), desde la confluencia del portugués río Trancoso, en el límite con la provincia de Ourense, hasta la desembocadura del Miño en A Guarda.

Entre sus misiones está la legislación, fiscalización y sanción de infracciones de pesca profesional y recreativa; la legislación y fiscalización de la caza; la fiscalización de náutica de recreo y medioambiental y la coordinación de medios en dispositivos de búsqueda de ahogados y apoyo a operaciones de carga de hidroaviones contraincendios.

Primer acto en ocho siglos

Tras posar para la foto de familia, el monarca respondió al saludo que desde los engalanados balcones del asilo San Telmo le brindaron las monjas y el personal laboral, como antes lo había hecho con los ciudadanos congregados a las puertas de la Comandancia, visiblemente emocionados en lo que es la primera visita de un monarca a la ciudad de Tui, desde el siglo XIII. Posteriormente, Felipe VI embarcó en el patrullero Cabo Fradera, que fue construido en 1963 y es la más antigua de las embarcaciones que posee la Armada española después del Juan Sebastián Elcano.

En la orilla portuguesa del río, Felipe VI pudo contemplar a una docena de personas con una pancarta en la que se leía “Galiza non ten rei” junto a dos banderas estrelladas de Galicia, obra de Galiza Nova, las juventudes del Bloque Nacionalista Galego, que habían anunciado que no enviaría representantes a Tui.

El rey inició entonces una travesía de 45 minutos río abajo en compañía también de militares y una embarcación portuguesa antes de regresar de nuevo a Tui, donde fue recibido por las autoridades, encabezadas por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Además, acudieron, entre otros, Miguel Santalices, presidente del Parlamento Gallego o Javier Losada, delegado del Gobierno en Galicia, además de los alcaldes del Baixo Miño. En cambio, no estuvieron los alcaldes de los municipios del BNG: O Rosal, As Neves y Tomiño. l

Tui brinda un caluroso recibimiento a Felipe VI en su primer acto después de las vacaciones