Mantener la historia acerca a los playoffs

17 diciembre 2015 Baloncesto Leb Oro Barcelona - Leyma Basquet Coruña: 76-88
|

Las cuentas son sencillas. El Leyma Basquet Coruña será matemáticamente equipo de playoffs si hoy vence al filial del FC Barcelona y el Cáceres hace lo propio en Lugo ante un Breogán emergente. Con estos dos resultados, el Leyma dejaría, a falta de dos jornadas, a tres victorias al Barça y a dos más el average al equipo lucense y al extremeño, lo mismo que al Palma, que haría un gran favor a los de Tito Díaz superando al Oviedo.
Pero la casa no se empieza por el tejado. Y la ‘marea naranja’ tiene un compromiso que, sobre el papel, no se presenta demasiado fácil, por mucho que las dos visitas anteriores de los azulgrana a Riazor se saldasen con sendas palizas en contra: 93-56 en las 12/13 y 89-62 en la 13/14. Y es que el equipo que maneja el ‘viejo zorro’ Alfred Julbe rinde mucho mejor a domicilio: lo dicen ocho triunfos, por tan solo cinco en su cancha. A ello se une que, últimamente, el Leyma es mucho más fiable como visitante –cinco victorias consecutivas– que como local –tres derrotas en los cinco últimos partidos en Riazor–.
Además de mucho talento, el Barça cuenta con un factor favorable a mayores: la falta de presión. Aunque juegue los playoffs no va –por motivos obvios– a subir, pero Julbe sabe que una labor de formación se hace mejor cuanto más partidos de competición se disputen. Y que los de postemporada cunden más.
Julbe suele sacar de inicio un quinteto sin toda la artillería, reservando gente de calidad como el veterano base esloveno Jaka Lakovic (9.1 puntos y 4.1 asistencias) y la perla de su cantera, el escolta Marc García (16.5 tantos) para una segunda unidad que sin ellos sería muy débil.
Otro veteranazo, el alero checo Lubos Barton (8.7 puntos y 6.2 rebotes), da empaque al equipo titular, en el que también brillan los interiores: el senegalés Papa Mbaye (8.9 y 6.7) y el finlandés Emir Sulejmanovic (12.5 y 8.6). Lo completan el base serbio Stefan Peno (6.7 y 2.7 asistencias) y el testimonial Xavier Moix (3.7 tantos), que poronto cede su sitio a García.
Su mayor virtud estadística reside en el rebote, faceta en que, con 35.2 capturas por encuentro lidera el ránking. Por el contrario, es el equipo que menos balones roba de la Liga, tan solo 5.4, y el quinto que menos asistencias reparte (12.7), mientras que el Leyma es, con 15.8, el líder de la LEB Oro.
De todos modos, el duelo de esta noche pinta a que tendrán más importancia los detalles y las inercias que las desigualdades estadísticas en favor de uno y otro equipo. El Leyma necesita gestionar la ansiedad –por las derrotas recientes en Riazor y por la cercanía de selllar el billete para los playoffs– e imponer su ritmo alto de juego en toda la cancha. El premio es demasiado bueno para despistarse.

Mantener la historia acerca a los playoffs