España no se baja del podio

La selección española subió por quinta vez a un podio continental, aunque se le sigue resistiendo la medalla de oro efe

La selección española volvió a subir a un podio, un año después de lograr ‘en casa’ el oro mundialista, tras colgarse el bronce en el Europeo de Dinamarca, al vencer por 28-29 a Croacia.
Una intensa actividad de brazos y piernas no solo permitió a España frenar el variado ataque de Croacia sino, que posibilitó desplegar su veloz contragolpe.
Pero si al equipo español le gusta correr, no menos a Croacia, que logró anular cada mínima ventaja (1-3) de los de Manolo Cadenas, gracias a las fulgurantes transiciones comandadas por Domagoj Duvnjak.
Una dinámica que se encargó de romper un excepcional Sierra, que se resarció, con un soberbio recital de paradas, de todas las comparaciones que ha tenido que sufrir durante el Europeo con el ausente Arpad Sterbik. Intervenciones que permitieron a España alcanzar una más que interesante renta de tres goles (8-11), que conservó al término de la primera parte (13-16).
Pero bastó un mínimo error, una inoportuna exclusión de Morros por protestar, para que los croatas, de la mano de Duvnjak, se enganchasen de nuevo al encuentro (19-20) a los diez minutos de la reanudación.
Momentos de duda que España solventó, como no podía ser de otro modo, a base de defensa y portería, donde Sierra volvió a brillar, lo que posibilitó a los de Cadenas recuperar de nuevo la ventaja de tres goles (20-23) mediada la segunda mitad.
Más espeso se mostró el ataque español, que perdió y ritm, un problema que se encargó de resolver el siempre infalible Aginagalde, que con sus goles permitió a España conservar la delantera (25-27). Una exclusión de Ugalde permitió a los balcánicos estrechar al máximo el marcador (27-28), pero Cañellas, máximo goleador del torneo con 48 tantos, con su única diana del segundo tiempo dio a España el triunfo (28-29) y su quinta medalla continental.

España no se baja del podio

Te puede interesar