“Pensamos que Tutor era un funcionario”, dice una asesora de la concejalía de Cultura

27 noviembre 2013 página 6 A Coruña.- Un servicio pionero realizará radiografías individuales de un centenar de edificios públicos El Palacio municipal de María Pita es uno de los que figura en la relación
|

La instructora de la operación “Pokémon” trata de saber, a través de los interrogatorios, la relación que tenían los imputados con el delegado de Vendex en Galicia, José María Tutor, uno de los ejes de la trama de corrupción que afecta al Ayuntamiento. La mayoría asegura que era frecuente ver al empresario paseándose por dependencias municipales. Incluso la propia asesora de Cultura, Dulce Rodríguez Anido, lo “confundió”, según cuenta en su declaración, con personal de la administración municipal. “Pensamos que era un funcionario”, sostiene la imputada, que recuerda que el delegado de Vendex entraba en la Concejalía de Cultura, en Casa Paredes, “como Perico por su casa”.
Rodríguez Anido asegura que lo conoció en 2011, cuando accedió a su cargo como asesora de Ana Fernández, pero que nunca tuvo una relación de amistad, aunque Tutor se refiere a ella en una conversación con el apelativo de “Pastelitos”. “Jamás fui a comer con él. A tomar un café fui con una compañera hará como seis meses; estaba pasando un mal momento, casi nadie lo saludaba”, cuenta esta trabajadora municipal, que lo define como una persona “muy comercial”.
A ese perfil de comercial también aluden el portavoz municipal, Julio Flores, y la jefa de Cultura, Susana Martínez Portabales. “Era una persona muy afable, que se desenvolvía perfectamente en el ayuntamiento”, cuenta esta última. Aunque afirma que lo conoció cuando llegó a su puesto en 2011, a la jueza le llama la atención la excesiva familiaridad que aprecia en una conversación intervenida entre Tutor y Martínez Portabales, en la que el empresario se refiera a ella como “Su” o “Susanita”, y en la que se despide con un “besitos” . Por su parte, la jefa de Contratación, Gloria Díaz Crespo, destaca del delegado de Vendex en Galicia que siempre estaba pendiente de sus concesiones: “Me parece una persona educada y correcta”. Uno de los imputados que lo conocía desde hace más tiempo es el edil socialista José Nogueira. Su primer contacto con Tutor se remonta a 1996, cuando el empresario era el número dos de Aparkisa, la anterior concesionaria de la ORA, aunque su relación se rompió, según relata, cuando Tutor se fue de la empresa en 1998.

“Pensamos que Tutor era un funcionario”, dice una asesora de la concejalía de Cultura