Un atentado suicida del EI mata a 21 chiíes en una mezquita de Arabia Saudí

QAT01 AL QATIF (ARABIA SAUDÍ), 22/05/2015.- Varias personas recogen algunos de los escombros generaods por el atentado en el que al menos once personas murieron y cerca de un centenar resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado en una mezq
|

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) extendió ayer sus tentáculos hasta Arabia Saudí con un atentado suicida en una mezquita chií en la población de Al Qadih, donde murieron una veintena de personas y un centenar resultaron heridas.
Este ataque es el más grave perpetrado contra los chiíes saudíes y en general en todo el reino desde hace una década y pone de manifiesto las intenciones del EI de golpear a los ciudadanos que no profesan la doctrina suní.
Ya el pasado noviembre, una grabación atribuida al dirigente del EI, Abu Bakr al Bagdadi, llamó a la guerra en Arabia Saudí y urgió a los saudíes a rebelarse contra los chiíes de su país, la familia gobernante Al Saud y el Ejército.
El suicida detonó el cinturón de explosivos que llevaba escondido bajo la ropa en la mezquita del Imam Ali Abi Talib, situada en la provincia oriental de mayoría chií de Al Qatif.
Activistas chiíes de Al Qatif indicaron que el suicida se hacía pasar por mendigo y llevaba una semana merodeando por la zona.
La mezquita estaba llena de fieles ya que el atentado coincidió con la oración del mediodía del viernes y con las celebraciones por el nacimiento del imán Husein, nieto del profeta Mahoma.
Pocas horas después del atentado, el EI se atribuyó la autoría del mismo en un comunicado difundido en foros yihadistas, en el que identificó al suicida como “el hermano mártir Abu Amer al Nashdi”.
La nota calificó a los chiíes de “infieles” y los acusó de insultar al profeta Mahoma y a sus compañeros y “conspirar contra los musulmanes (suníes)”.
Dirigiéndose a los chiíes, el EI amenazó con “días negros” y juró que sus soldados “no estarán tranquilos hasta expulsar a todos los infieles de la península Arábiga”. La comunidad chií representa en torno a un 10% de la población saudí –predominantemente suní– y se queja de sufrir discriminación y marginación.

Siria
Al menos ocho mujeres y tres niñas murieron ayer por los bombardeos y los ataques de artillería de las fuerzas del régimen de Bachar al Asad en la provincia siria de Alepo, informó el Observatorio de Derechos Humanos.
La ONG no descartó que el número de fallecidos pueda aumentar, porque hay heridos graves y personas desaparecidas bajo los escombros, que causaron los explosivos. n

Un atentado suicida del EI mata a 21 chiíes en una mezquita de Arabia Saudí