El efecto beneficioso del jabón potásico para las plantas de tu jardín

plantas jardín
|

El jabón potásico es conocido por ser un remedio ecológico contra las plagas de nuestros jardines. Su composición es muy sencilla; como la mayor parte de los jabones, contiene principalmente agua, lípidos (aceites vegetales) y lo que le da su nombre: hidróxido de potasio.

Este último elemento hace que el resultado de la saponificación sea menos agresivo que el de un jabón realizado con base de sodio, que podría ser perjudicial para nuestro jardín. Por lo tanto, podemos intuir que la ventaja más atrayente del jabon potasico será, sin duda, su inocuidad para el ser humano y la planta. Además de esta razón, este tipo de jabón puede ser un buen aliado para el cuidado de tu jardín por los siguientes motivos:

-          Además de su función protectora (a posteriori o precoz) contra las plagas más comunes que atacan a las plantas: pulgón, cochinilla, araña roja, trips y otros insectos y ácaros, el jabón potásico realiza una labor beneficiosa sobre la propia planta sobre la que es rociado, como es la eliminación de los residuos que generan estos insectos cuando han sido huéspedes en nuestro jardín.

-          No sólo es eficaz contra insectos y ácaros, sino que también resulta útil a la hora de tratar hongos invasores como la negrilla.

-          Como ya hemos citado, el jabón potásico no es perjudicial para el ser humano ni para la planta, de hecho, ni siquiera penetra en esta por lo que eso sí, deberemos ser cuidadosos a la hora de aplicarlo, ya que su mecanismo de actuación superficial requiere que el jabón alcance a todos los invasores.

-          Tampoco resulta perjudicial para el resto de animales o insectos que pudieran cumplir una labor beneficiosa para el desarrollo y la reproducción de las plantas sobre las que es aplicado.

-          Se puede adquirir fácilmente tanto en tiendas especializadas de jardinería, de manera física o a través de internet, como en grandes superficies o supermercados comunes.

-          Se trata de un remedio económico, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos adquiriendo un producto que no dañará nuestro jardín. En comparación con otros productos para el control de plagas que pueden resultar más perjudiciales para el medio ambiente, el jabón potásico resulta una inversión realmente beneficiosa ya que nos aseguramos el ahorro de lo que tendríamos que invertir en conservación y recuperación de plantas si nuestro huerto o jardín queda dañado por el producto insecticida.

Como hemos visto, el jabón potásico aporta una serie de ventajas para el cuidado de nuestro jardín que repercutirá en la salud de todos sus habitantes. Es importante que las plantas se conserven libre de plagas, pero también es importante que lo hagan de la manera más respetuosa posible con el medio ambiente.

Al fin y al cabo, todos participamos de este proceso y unas plantas que se conserven sanas nos aportan calidad de vida, tanto a nosotros como a nuestras mascotas o demás plantas y por supuesto, también a nuestro bolsillo.

 

El efecto beneficioso del jabón potásico para las plantas de tu jardín