Los gallegos, obligados a reaccionar en su estadio

GRAF3584. SEVILLA, 30/08/2019.- El centrocampista español del Sevilla F.C. Joan Jordán (i) disputa un balón con el español Iago Aspas, delantero del Celta de Vigo, durante el partido entre ambos equipos correspondiente a la ter

La solidez defensiva del Athletic, con sólo tres goles encajados en las siete primeras jornadas, examina a un Celta obligado a reaccionar tras encadenar cinco partidos sin ganar, una crisis de resultados y juego agravada por una preocupante sequía goleadora.

El potencial ofensivo que se le presume al equipo de Fran Escribá no está dando los réditos esperados. Iago Aspas todavía no se ha estrenado esta temporada y ya ha igualado su peor arranque goleador; Rafinha y Denis Suárez no acaban de sentirse cómodos en el sistema del técnico valenciano; y Santi Mina únicamente vio puerta ante el Espanyol.

A pesar de los últimos resultados y del pobre rendimiento ofrecido en Ipurúa, Escribá sigue teniendo la confianza de la directiva celeste. Solamente otra desastrosa actuación forzaría su destitución, pese a que un sector de la afición ya pidió un relevo en el banquillo tras el último partido en Balaídos.

El técnico del Celta prepara cambios. Fran Beltrán y Rafinha apuntan al once tras su suplencia en Eibar. La duda está en si Escribá dará continuidad a Okay en la medular para contrarrestar el poderío físico del equipo de Garitano o apuesta por un fútbol de más toque con Lobotka.

Tampoco está descartado que cambie de sistema para jugar con un mediocentro por delante de la defensa y un delantero. En ese caso, Santi Mina se caería a la banda derecha, con Rafinha por dentro.

Los gallegos, obligados a reaccionar en su estadio

Te puede interesar