La Xunta da un nuevo paso con el informe ambiental de la intermodal

La estación de autobuses se ubicará entre las vías del tren y la avenida de A Sardiñeira | Patricia g. fraga
|

La Xunta de Galicia anunciaba ayer un nuevo avance en la futura intermodalidad de la ciudad, tras la publicación del informe de impacto ambiental de la parte correspondiente al Gobierno autonómico, la nueva estación de autobuses.

La nueva infraestructura, que ocupará el espacio existente entre las vías del tren y la avenida de A Sardiñeira tiene el visto y place de la Dirección Xeral de Calidade Ambiental, Sostibilidade e Cambio Climático, que no ve efectos ambientales significativos en la construcción de la nueva terminal.

Uno de los aspectos que se analizaba, además del impacto ambiental, era el patrimonial, al realizarse la obra junto al actual edificio de la estación ferroviaria. Esto, previsiblemente, no supondrá problemas, ya que ambos edificios serán diferentes, manteniendo, únicamente, las conexiones peatonales y otra subterránea para vehículos.

Además, esta diferenciación permitirá que cuando el Ejecutivo gallego y el Adif rubriquen los proyectos de coordinación, ambas infraestructuras se puedan desarrollar por separado, sin depender la finalización de una de la de la otra.

Futuro 
Mientras tanto, el global del proyecto de intermodalidad sigue pendiente de varios flecos. Con el informe de impacto ambiental en la mano, a la estación de autobuses le faltarían algunos trámites urbanísticos.

Uno de los trámites pendientes es el de la creación del aparcamiento subterráneo, que ejecutará el Ayuntamiento de A Coruña y sobre el cual se deben todavía pulir algunos aspectos económicos.

De la parte municipal ya están proyectados también los nuevos enlaces terrestres, que figuran en el informe ambiental y que remodelarán el Agra dos Mallos y crearán una rotonda en la avenida de A Sardiñeira para dar acceso a la nueva estación.

No obstante, el futuro de la estación intermodal sigue pendiente de la firma, por parte del administrador ferroviario de los convenios marco de desarrollo, los cuales los gobiernos locales y autonómico estarían dispuestos a rubricar cuanto antes.

Cabe recordar, que hace un año estaba previsto que la licitación de esta infraestructura estuviese lista antes de acabar 2020, aunque en el transcurso de este se volvió a retrasar.

La Xunta da un nuevo paso con el informe ambiental de la intermodal