El Puerto concede otros seis meses para resolver el futuro de La Solana

|

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria aprobó ayer abrir un nuevo período de seis meses para resolver el futuro de la parcela de La Solana y del hotel Finisterre. El acuerdo para suspender el proceso de enajenación llega como consecuencia de las negociaciones iniciadas a finales de enero con el Gobierno municipal y Puertos del Estado, así como las tres mociones aprobadas en el pleno del pasado mes. Además, el Ayuntamiento reconoció que la negociación es la mejor vía para decidir el futuro de los terrenos portuarios y que tendrá que pagar.
De esta manera, una nueva moratoria de medio año fue la decisión aprobada por el Puerto para permitir que continúen las negociaciones a tres bandas con el Consistorio y Puertos del Estado, que están pendientes de reiniciarse tras cancelarse dos veces en lo que va de mes.
Sin embargo, esta decisión no elimina por completo la posibilidad de que los terrenos puedan volver a salir a subasta. Este será el siguiente paso si las negociaciones entre las tres partes no finalizan en seis meses con un acuerdo que convenza a todos los organismos implicados.
Esta nueva suspensión de la puja implica que el aval de 10 millones de euros depositado por la actual concesionaria de los terrenos, la inmobiliaria Río Mero,  quedará cancelado, ya que tenía una vigencia máxima de seis meses a partir del pasado mes de octubre.

otros terrenos
En las negociaciones entre Puertos del Estado, la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento también se incluyen en consideración los muelles de Batería, Calvo Sotelo y San Diego. 
En un comunicado emitido por el Puerto tras la celebración de la reunión del Consejo de Administración, la entidad recuerda que todas las partes indicaron que se tendrá en cuenta “la premisa de obtener los recursos necesarios para afrontar los compromisos de la Autoridad Portuaria” por la construcción del Puerto Exterior de punta Langosteira.
De esta manera, el Puerto mantiene intacta su intención de obtener dinero a cambio de estos terrenos, una opción en principio rechazada por el Gobierno municipal.
Sin embargo, Xiao Varela, concejal de Regeneración Urbana y representante municipal en el Consejo de Administración del Puerto, reconoció ayer, antes del encuentro, que la negociación es la mejor vía. “Se nos enrocamos imos a outra responsabilidade patrimonial. Non nos gusta, pero hai que negociar”, dijo el edil.
El concejal razonó que aunque el Gobierno municipal tenga que pagar por los terrenos, no lo hará por un solar, sino que lo hará por una parcela con un equipamiento deportivo. n

El Puerto concede otros seis meses para resolver el futuro de La Solana