Los Premios Gaudí quieren ser de mayor como los Goya o los Óscar

premios gaudí
|

El actor Eduard Fernández ha obtenido esta noche la primera de las estatuillas de la V Gala de los premios Gaudí del cine catalán al mejor actor secundario por su interpretación de E., un "pringado profesional", en la película de Cesc Gay, "Una pistola en cada mano".

El barcelonés competía con Francesc Orella y su intervención en "Los niños salvajes"; con Pere Ponce por su papel en "El Bosc"; y con Lluís Villanueva, que aparecía en "Fènix 11·23".

A la hora de recibir el premio, que ha querido compartir con todo el equipo de la película, ha sido interrumpido por el presentador de la gala de los V Premios Gaudí, el humorista Andreu Buenafuente, quien le ha recordado que se estaba cumpliendo el minuto 17.14, un momento que en otros lugares, como el campo del Barça, se aprovecha ahora para gritar "independencia".

Fernández, tras la interrupción, ha querido dedicar el premio a su compañera Esme y a su hija Greta, que en unas horas cumplirá 18 años, y quien también ha empezado a trabajar como actriz.

El actor ha deseado que sea pronto ella la que recoja los premios y reciba los aplausos.

Actor de múltiples registros, que combina teatro, cine y televisión, Eduard Fernández cuenta en su haber con dos premios Goya, como mejor actor por "Fausto 5.0" y como mejor actor de reparto por "En la ciudad".

Los Premios Gaudí quieren ser de mayor como los Goya o los Óscar