La patronal gallega aprueba un plan de viabilidad que prevé ocho despidos y una rebaja de sueldos

El presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Antonio Dieter Moure ep
|

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) aprobó ayer, en junta directiva y en asamblea, el plan de viabilidad, que prevé ocho despidos (de una plantilla de 20 trabajadores) y una rebaja de sueldos como vía necesaria para tratar de negociar una nueva financiación con los bancos y evitar la presentación del concurso de acreedores.
El documento fue aprobado con el apoyo de la confederación provincial de A Coruña y con el de las organizaciones sectoriales que respaldan al actual presidente de la patronal gallega, Antonio Dieter Moure, en el cargo desde el pasado enero, cuando la institución celebró elecciones dado el vacío de poder que dejó la salida de José Manuel Fernández Alvariño. Este, por su parte, no logró aprobar las cuentas de 2014 y 2015 debido a la oposición interna que había generado una gestión que sus opositores vinculaban con adjudicación de contratos a empresas “amigas”.
Así, ayer, después de varias modificaciones del plan de viabilidad, que fue pospuesto, ya que lo rechazaban tanto Lugo como Ourense y Pontevedra, la junta directiva lo respaldó con 24 votos a favor y 18 abstenciones, no sin pronunciamientos críticos acerca de su eventual eficacia.
A continuación, en la asamblea general, el plan de viabilidad recibió 90 síes y 72 abstenciones. “No se ha hecho como en otras ocasiones, que hubo votos en contra”, señalaron fuentes de los empresarios, que no están conformes con la hoja de ruta elaborada por el equipo de Moure, pero que destacaron que ellos no van a ser “un obstáculo”.
Ahora, el máximo representante de la patronal gallega informó a los socios de la CEG que comenzará a reunirse de manera “urgente” con los bancos, toda vez que la patronal no tiene dinero para afrontar el pago de las nóminas de junio.

La patronal gallega aprueba un plan de viabilidad que prevé ocho despidos y una rebaja de sueldos