Afectados por las preferentes y por las cláusulas suelo se unen en la rúa Nova

los afectados por las preferentes llevan meses exigiendo la devolución de sus ahorros pedro puig
|

Por segunda vez en esta semana, los afectados por las preferentes se echaron a la calle en la rúa Nova para exigir la devolución de sus ahorros. Pero en esta ocasión les acompañaba otro colectivo: del de afectados por las cláusulas suelo. Juntos cortaron la calle de San Andrés, como viene siendo habitual, y esta vez establecieron un nuevo récord: según la Policía Local, la calle estuvo cortada por más de cien personas durante 45 minutos, durante los cuales todo el tráfico proveniente de la plaza de Pontevedra se desvío por Santa Catalina.
No es la primera vez que la plataforma de afectados por la cláusula suelo se manifiesta en A Coruña, ni siquiera frente a la sede central de Novagalicia Banco, pero sí que lo es que lo hagan en unión de la plataforma coruñesa de afectados por las preferentes, mucho más numerosa y mejor organizado como colectivo, que llevan meses protagonizando una serie de sonoras protestas, incluyendo el encierro en el Ayuntamiento.
En las pancartas que esgrimían muchos de los manifestantes se podían ver la siglas de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorros y Seguros (Adicae), que lucha por organizar a la gente y convencerla de la importancia de salir a la calle. Su delegada en A Coruña, Verónica Pazos, se lamentó de que haya tan poca gente movilizada, teniendo en cuenta que son miles los afectados por la mala praxis de la banca: “No existe diferencia entre los afectados por las preferentes y por las cláusulas suelo, incluso las cantidades que les deben son parecidas si se tiene en cuenta lo que han tenido que pagar por la hipoteca, porque el Euribor está por los suelos”.

movilización social
“Lo que tiene que darse cuenta la gente es que no se puede conseguir nada si no se sale a la calle, sin movilización social”, insistía Pazo, maravillada porque sean tan pocos afectados los que estén en la calle. “Ahora el Supremo ha dicho que las cláusulas son abusivas, pero solo en el caso de Novagalicia y dos entidades más. Pero ha dicho que causaría demasiados trastornos devolver lo que se ganó con esas cláusulas abusivas”, recriminó, indignada.
La plataforma coruñesa sabe lo difícil que es movilizar a la gente, muchos de ellos pensionistas, para lograr la presión necesaria para que las cosas cambien y los ahorradores puedan recobrar su dinero. “Son 90.000 afectados por cláusulas suelo en toda Galicia –hizo notar Pazos– y no se les ve en las manifestaciones”.

Afectados por las preferentes y por las cláusulas suelo se unen en la rúa Nova