El presidente de la Xunta recrimina al PSOE que anteponga su “derecho al pataleo”

El dirigente en la exposición Premiadas María Josefa Wonemburger
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aprovchó la sesión de control para situar en el foco los resultados electorales y, en un debate en el que los socialistas le afearon los “recortes” de derechos” en Galicia durante su mandato, ironizó con su “derecho a pataleo” para concluir que este “no debería estar por encima del derecho de los ciudadanos a tener un gobierno democrático” y criticar implícitamente que el PSOE no apoye un Ejecutivo de Mariano Rajoy.
En respuesta a la portavoz parlamentaria del PSdeG, Patricia Vilán, el presidente defendió que los gallegos tienen “más derechos” que cuando gobernaba el bipartito pese a haber gestionado “con 2.000 millones menos al año” y asumir los otros “2.000 millones” que los anteriores gobernantes “dejaron a deber”.
Vilán le había ubicado “en el país de las maravillas” y había señalado que “en las dictaduras también hay derechos, pero no son efectivos”.
Feijóo, por su parte, tras defender el incremento de plazas de escuelas infantiles y de dependientes atendidos durante su gestión, entre otros derechos, reorientó el debate y, en clave estatal, se reafirmó en que los españoles “tienen derecho a tener un gobierno después de seis meses de bloqueo”. “Porque a los gobiernos democráticos son a los que se puede exigir el cumplimiento de los derechos constitucionales”, subrayó.
A renglón seguido, apuntó que “hablar de derechos” también es reflexionar acerca de por qué un partido “niega” un gobierno tras unas segundas elecciones a una fuerza política (el PP) que aumenta en respaldo de votos y gana más escaños, al tiempo que aseguró comprender “el derecho al pataleo del PSOE” por sus resultados electorales del domingo.
“Pero el derecho al pataleo del PSOE no debería estar por encima del derecho de los ciudadanos a tener un gobierno democrático. La diferencia entre una dictadura y una democracia es que yo nunca estaré en un gobierno que no gane las elecciones; deberían ser más moderados “, sentenció.

Emigración
Por su parte, la portavoz nacional del BNG y diputada, Ana Pontón, afeó a Feijóo que “no cambie” y que continúe “repitiendo el mantra” de que Galicia “está mucho mejor”, pero incidió en que “la realidad” confronta con “su propaganda” y aludió a la fuga de trabajadores de la comunidad, sobre todo jóvenes menores de 35 años.
A modo de argumento, se refirió al informe de movilidad de 2015 del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que señala que “cogieron la maleta” en el último año “50.000 personas”. “Nos dirá que vinieron 27.000, pero nos deja un saldo negativo de 25.000”, reflexionó.
Feijóo replicó que el BNG “empieza a llevarse mal con la realidad” e instó a Pontón a “leer bien” los informes. Así, matizó que “no es cierto que saliesen de Galicia 50.000 trabajadores, sino la mitad”. “Hubo 25.000 contratados que salieron y 50.000 contratos y el saldo entre los que entraron y salieron es 9.000”, contrapuso.
“Además de leer los titulares, hay que leer los documentos, que es lo que hago yo cuando veo un titular negativo, para intentar mejorar mi país”, defendió, quien aseguró que los años en los que hubo “más gallegos y más jóvenes” que emigraron se corresponden con los que “gobernó el bipartito” y que Galicia es “la segunda comunidad con menor movilidad laboral” en España.

El presidente de la Xunta recrimina al PSOE que anteponga su “derecho al pataleo”