La despedida de Riazor tuvo una remontada como aperitivo

_ALB6241_15385731
|

El Liceo se impuso ayer por 8-3 al Alcobendas y, con ello, recuperó la segunda plaza de la OK Liga (ahora tiene dos puntos de ventaja sobre el Noia y tres con respecto al Reus). Además, al final del choque hubo un pequeño homenaje del club a los cinco jugadores que dejan de pertenecer al Liceo (Eduard Lamas, Xavi Malián, Marc Coy, Sergi Miras y Carlo di Benedetto), en esta última comparecencia de los verdiblancos en Riazor. La temporada la acabarán el próximo sábado en la pista del Caldes.

El choque de ayer tuvo dos partes bien diferenciadas. En la primera, el Alcobendas consiguió una sorprendente renta de 0-3. Ya de inicio se le puso muy de cara el partido a los del coruñés Marcos Rey, pues un lanzamiento de Pelayo Aspra no lo pudo detener Malián, que tocó la bola pero se coló en la portería. Después, el cancerbero liceísta impactó con su stick en Gonzalo Pérez, y fue sancionado con tarjeta azul. Aunque el portero suplente, Dani Menéndez paró la falta directa, en los últimos segundos de la inferioridad el Alcobendas logró el 0-2, obra de Roca.

Y mientras el Liceo seguía sin encontrar la portería de un Álvaro Shehda inmenso en estos primeros 25 minutos, Artacho anotaba el 0-3 con el que los jugadores se fueron a los vestuarios.

En el segundo tiempo, los locales mostraron una efectividad grandísima, que nada tuvo que ver con sus ataques de la primera parte. Entre Carlo di Benedetto y Dava Torres pusieron al Liceo por delante (4-3), con Miras y Josep Lamas ayudando (6-3). Total, seis goles en solo nueve minutos, del 29 al 37. El 7-3 logrado de penalti por Eduard Lamas dio más tranquilidad a los verdiblancos, que cerraron este último compromiso en casa con un gol de Di Benedetto (8-3).

La despedida de Riazor tuvo una remontada como aperitivo