Tres de los cuatro choques siguientes serán en Riazor

|

La escuadra blanquiazul necesita una reacción inmediata si quiere mantenerse en Primera División. Y cuenta con una oportunidad única, puesto que el calendario ofrece a los coruñeses la posibilidad de disputar en su casa tres de los cuatro próximos encuentros.

No llega un tramo de la competición asequible para el Deportivo, pero al menos los herculinos resolverán tres duelos en su campo, precisamente donde los coruñeses han sumado once de los 16 puntos que acumulan en la clasificación.

El sábado es la primera prueba de fuego de los blanquiazules. Un choque contra un rival de ‘su’ Liga, el Granada, en Riazor. Un partido, por tanto, en el que los pupilos de Domingos Paciencia están obligados a sumar los tres puntos.

En el siguiente compromiso, el viernes día 15 de febrero, a las 21.30, los coruñeses visitarán el estadio Ramón Sánchez Pizjuán para medirse al Sevilla.

Es el único desplazamiento que los deportivistas deben realizar en el próximo mes, puesto que una semana después, los herculinos reciben al Real Madrid en A Coruña y a la siguiente jornada, los de Domingos Paciencia volverán a jugar en Riazor. En esta ocasión, frente al Rayo Vallecano.

Un calendario que obliga al Deportivo a sumar al menos siete puntos de los próximos doce (ganar los duelos con el Granada y el Rayo y sacar por lo menos un punto ante el Madrid o el Sevilla) para continuar vivo en la Liga.

Con la necesidad de puntos que padece la escuadra coruñesa, el triunfo es prácticamente el único resultado válido para los choques que dispute en su feudo hasta el final de la temporada.

Tres de los cuatro choques siguientes serán en Riazor