Este Deportivo es muy inocente

Lucas Pérez puso corazón, pero no estuvo afortunadn en el Sánchez Pizjuán, donde no le salió bien lo que intentó hacer | Alfaquí
|

El RC Deportivo volvió a pagar cara su inocencia. No estuvo mal en la primera parte, pero encajó en la última acción antes del descanso. Gol psicológico y mazazo del que ya no se repuso. Su falta de determinación en ataque y un nuevo error bajo palos acabó de finiquitarle en Nervión.
Allí, Guilherme y Sidnei fueron las novedades en la alineación de Cristóbal respecto al once que había igualado ante el Athletic. Mosquera se quedó en el banquillo y Albentosa ni siquiera viajó a Sevilla. Respecto a la Copa, repitieron el centrocampista brasileño, Schär y Lucas Pérez. El equipo pisó el césped del Sánchez Pizjuán con Borges muy adelantado, a veces incluso por delante de Lucas, y Fede Valverde a cargo de la destrucción y la creación en el centro del campo, prácticamente en paralelo a Guilherme.
El Deportivo superó el tramo problemático de los primeros quince minutos. De un posible penalti de Mercado a Schär en una falta lateral que ejecutó Lucas, se pasó al primer aviso del Sevilla. Nolito le ganó la espalda a Cartabia y el ‘Mudo’ Vázquez falló en su remate.
El equipo coruñés volvió a evidenciar una vez más esta temporada sus lagunas defensivas. Los hispalenses encontraron una vía sin peaje por la banda izquierda de su ataque. Nolito y Escudero disfrutaron de las facilidades que les ofrecieron Cartabia y Juanfran.
Tampoco estuvo fino el conjunto blanquiazul en dos saques de esquina consecutivos y calcados que lanzó en corto Banega y a los que la retaguardia herculina tardó en reaccionar.
El Deportivo empezó a competir cuando el partido se acercaba al primer cuarto de hora. Borges, Lucas, Adrián y Cartabia pisaron el área sevillista, pero sin consecuencias. El asturiano fue el que más cerca estuvo de marcar. Disparó al lateral de la red.
El Deportivo trataba de tú al Sevilla, entró en el cuerpo a cuerpo, pero le faltó determinación en los metros decisivos, como a Cartabia, que además vio la primera amarilla del encuentro a la media hora. Se perderá la siguiente jornada.
En campo propio, Rubén Martínez estaba dispuesto a zanjar el debate. Escudero se encontró con el pie del guardameta blanquiazul en una de sus internadas. El de Coristanco resolvió bien, sin complicarse la vida todo lo que estuvo en su mano en el primer tiempo. Con los puños despejó un disparo de Nolito desde la frontal del área.
Arriba, los deportivistas fueron cándidos. La tuvo Adrián a centro de Navarro, pero el remate le salió demasiado centrado.
El equipo transmitía buenas sensaciones en el Pizjuán, pero el guion del partido dio un giro inesperado cuando el cronómetro ya había superado los 45 minutos de juego. En la última acción del primer tiempo, un saque de banda, Cartabia no despejó, Nolito superó a Sidnei con demasiada facilidad, Schär habilitó la posición de Ben Yedder, y el francés se anticipó a Navarro y batió a Rubén. Al Depor le tocaba remar a contracorriente. Lo habitual.
Intentó levantarse, pero sin la pegada necesaria para conseguirlo. El argumentario del equipo en campo contrario no tuvo la efectividad requerida para meterle mano al Sevilla. La más clara fue una doble ocasión de Lucas Pérez y Adrián a los cinco minutos de la reanudación. El coruñés estrelló el balón en el portero de sevillista; Adrián recogió el rechazo y lo envió demasiado flojo. Escudero lo sacó con el pie sin complicarse.
El Sevilla respondió con un centro-chut del ‘Mudo’ Vázquez que sacó de puños Rubén. Al Deportivo le empezaron a flaquear las fuerzas. Ni siquiera el primer cambio, Andone por Borges, aumentó las opciones del equipo para igualar el partido. No acababa de creer.
A Schär, la máscara le dejó sin respiración. Al equipotambién le faltaba el aire. Marcucci, que se sentó en el banquillo por la enfermedad de Berizzo, cerró el partido con la entrada de Krohn-Dehli. El ex del Celta taponó el centro del campo y sentenció al Depor a falta de once minutos con un disparo desde la frontal que se tragó Rubén.
Un error más en un puesto que no deja de dar disgustos y generar debate en una temporada que vuelve a ser de sufrimiento. l

Este Deportivo es muy inocente