Un velocímetro “se chivará” en el polígono de quien rebasa el límite

El primer velocímetro se instaló en la calle de la Parroquia de Guísamo
|

El Ayuntamiento de Bergondo ha instalado un velocímetro en las calles del polígono industrial, en la falda del Monte da Fame. El nuevo sistema mide la velocidad de los vehículos, la registra y la muestra en una pantalla, explican desde el gobierno local que preside Alejandra Pérez Máquez.

Con los resultados obtenidos, en caso de “velocidades excesivas en una determinada franja horaria”, la Policía Local podrán tomar medidas conducentes a minimizar riesgos para peatones e impedir accidentes dentro del Polígono de Bergondo. El dispositivo, que podrá moverse “para conocer la conducta de los automovilistas” a distintos puntos, se ha colocado en la calle Parroquia de Guísamo.

En el parque empresarial bergondés la velocidad máxima permitida es de 50 kilómetros por hora y si el usuario la rebasa, la pantalla del medidor aparece en rojo. Si, en cambio, circula debidamente, aparece en verde, matizaron desde Promoción Económica, que dirige Lorena Caseiras.

El polígono constituye el principal núcleo de actividad empresarial del municipio y, por tanto, es uno de los focos de generación de empleo más importantes, por lo que el Ayuntamiento de Bergondo trata de mejorar continuamente sus equipamientos y sus dotaciones para contribuir a su dinamización económica, dentro del término, pero también en el ámbito del Área de A Coruña.

 

Seguridad > La medida adoptada fue concretada por el gobierno local que preside Alejandra Pérez Máquez con la Comunidad de Propietarios y con la Asociación de Empresarios de Bergondo con el objeto de conseguir una mejora y una modernización de los servicios del polígono, que se completa con instalación de cámaras de videovigilancia a fin de garantizar las condiciones de seguridad y evitar posibles incidentes en cualquiera de las calles del recinto, que llevan el nombre de las ocho parroquias de Bergondo.

Caseiras apunta que “en los tiempos que corren la mejora de seguridad resulta fundamental para un polígono”, por lo que uno de los objetivos es “reducir las preocupaciones a los emprendedores y favorecer su actividad”, dijo la edil de Veciños de Bergondo.

Asimismo, el gobierno local ha colocado dos nuevas marquesinas en las dos entradas principales del parque: la N-VI y la carretera de Ferrol. En este sentido, Caseiras señala que “son muchos los trabajadores que acuden a trabajar en autobús por lo que resulta apropiado darles facilidades para acceder al transporte”. El Ayuntamiento de Bergondo contó con la financiación de la Diputación de A Coruña para la instalación de las marquesinas y el velocímetro, y de la Xunta para las cámaras.

Un velocímetro “se chivará” en el polígono de quien rebasa el límite