En Marea pedirá la devolución del anteproyecto de la Ley de Salud por ser “dañina” para los gallegos

|

La diputada de En Marea Eva Solla anunció ayer que su formación presentará una enmienda de devolución del anteproyecto de Ley de Salud de Galicia, publicado por el Portal de la Transparencia de la Xunta el pasado 2 de agosto, cuyo plazo para presentar alegaciones se prolonga hasta el 1 de septiembre.
En conferencia de prensa, la también vicepresidenta del Parlamento gallego insistió en que la aplicación de la nueva normativa que reforma del mapa de gestión del sistema de salud pública, sería “tremendamente dañina” para los profesionales del sistema sanitario y para la ciudadanía, aseverando que la Xunta ha “actuado con opacidad” en su publicación.
“Entendemos que la Xunta actúa con opacidad para facilitar el desconocimiento y la introducción de la empresa privada en el Sistema Gallego de Salud”, señaló Solla, que entiende que el fin último de esta normativa es privatizar la sanidad gallega. Por este motivo En Marea pedirá que el Gobierno gallego aclare cual es su plan y cómo va a blindar la sanidad pública de la introducción de la empresa privada. 
En este sentido, anunció un conjunto de acciones que desde su partido se llevarán a cabo para intentar detener la implantación de una normativa que lo único que hace, afirmó, “es ahondar en la pérdida de gestión de los hospitales comarcales y en la pérdida de capacidad de gestión y funcionamiento de la Atención Primaria”.

Comparecencia
Así, Solla expresó también que desde En Marea solicitarán la comparecencia del conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuíña, para que explique cuáles han sido las alegaciones registradas en el Portal de la Transparencia sobre el anteproyecto, cuyo plazo finalizaba ayer mismo, al entender que alrededor de este anteproyecto ha existido una “opacidad que no es admisible”.
Además, la parlamentaria criticó con dureza la “falta de publicidad” de esta normativa, afirmando que la ciudadanía desconoce cuales serán los cambios que derivarán de producirse su implantación. “Es necesario que la ciudadanía conozca cómo le va a afectar esta ley”, indicó la diputada de la confluencia.
Entre los aspectos que fueron criticados por Solla con mayor dureza se encuentran la reducción de las áreas sanitarias de once a siete –desaparecerían las de Monforte, A Mariña, O Salnés y Valdeorras–, la retirada de los elementos de participación ciudadana en el Consello Galego de Saúde, la introducción del sector privado en el ámbito de la investigación o la imposibilidad de acceder a la información referente al Sergas, como pueden ser sus presupuestos o los contratos adjudicados a empresas procedentes del sector privado.
“Los puntos de este anteproyecto blindan a la empresa privada y quitan derechos a la ciudadanía” apostilló Solla. Finalmente, la diputada de En Marea insistió en que la Xunta debe “dar marcha atrás” a este proyecto legislativo dado que “los intereses económicos no tienen nada que ver con los intereses de la salud”.  l

En Marea pedirá la devolución del anteproyecto de la Ley de Salud por ser “dañina” para los gallegos