Esteban García avanza a los sindicatos cambios organizativos en Navantia

Julio Martín, Pilar Platero, Esteban García y Bartolomé Lora, el pasado viernes durante la visita oficial a la factoría de Ferrol | navantia
|

La reunión mantenida el pasado viernes entre el comité de empresa de Navantia Ferrol y los nuevos responsables de la SEPI y del astillero público en la factoría de Esteiro sirvió, entre otras cosas, para que altos cargos y sindicatos acercasen posturas respecto a algunas de las principales actuaciones a corto y medio plazo.


El encuentro, que supuso la primera visita oficial de Pilar Platero y Esteban García desde que asumieran sus respectivos cargos al frente del holding público y de Navantia, dejó algunas promesas y compromisos en firme que responden a las reivindicaciones planteadas en los últimos meses por los sindicatos.

Así, según explicaron desde el comité de empresa, el nuevo presidente del astillero público les anunció que la hasta ahora directora de Recursos Humanos, Juana María Fernández, abandonará la compañía para incorporarse al sector privado. Una renuncia que los comités llevaban tiempo reclamando por considerar a la jefa de Personal la máxima responsable del acuerdo –declarado fraudulento por el Supremo– sobre el cuarto convenio colectivo.

Convenio colectivo
Precisamente, sobre la ejecución de esa sentencia del alto tribunal, que exige la reposición del anterior marco laboral, todas las partes coincidieron en señalar que es necesario “poner el contador a cero”. En esta línea, los sindicatos urgieron a la presidenta de la SEPI a abonar las cantidades adeudadas que devienen de la restitución del tercer convenio. Una demanda que Pilar Platero se comprometió a abordar para que la dirección general de Costes emita un informe favorable respecto al abono de estas cantidades.
Pocas novedades trascendieron, sin embargo, del futuro plan industrial para Navantia, salvo el reconocimiento de la presidenta del holding público de la necesidad de implementarlo. Pilar Platero explicó al comité de empresa que esta reciente visita buscaba conocer de primera mano los problemas a los que se enfrenta la factoría, al tiempo que coincidió con los sindicatos en el excesivo envejecimiento de las plantillas.

Tanto Platero como Esteban García apuntaron, en este aspecto, a la incorporación de nuevos –y jóvenes– trabajadores para hacer frente a los retos del astillero en el futuro.

El nuevo presidente de la compañía atendió también las demandas de la plantilla respecto al cambio organizativo llevado a cabo durante la última etapa. Los sindicatos explicaron a García Vilansánchez que no van a permitir que la actual organización de trabajo se lleve a cabo durante la construcción de los AOR australianos, dada la “nefasta experiencia” sufrida con el flotel de Pémex. “Desde los ingenieros hasta el último trabajador, pasando por los mandos intermedios, no hay nadie que comparta el actual sistema de trabajo”, insistieron desde el comité.


Respecto a la configuración de la plantilla quedó sobre la mesa la necesidad de regular la industria auxiliar. El comité trasladó al presidente de Navantia que “no es asumible el abaratamiento de las licitaciones que asumen estos trabajadores, con salarios de miseria y jornadas excesivas”.

Vigilantes
A pesar de las buenas intenciones mostradas por los altos cargos públicos, los sindicatos aseguran que seguirán vigilantes respecto a qué decisiones se toman para cambiar el rumbo del astillero.

“Esperamos que el presidente se acerque a nuestras posiciones en cuanto al modelo organizativo del trabajo y que se afronte lo antes posible el plan de futuro que la SEPI se comprometió a negociar con los representantes de los trabajadores”, señalaron.
Así, aseguran desde el comité de empresa que mientras estas demandas no sean una realidad seguirán manteniendo las acciones necesarias y oportunas para el cumplimiento de sus reivindicaciones.

Esteban García avanza a los sindicatos cambios organizativos en Navantia