Negreira confirma que la base coruñesa de los “narcorradares” se aprobó en 2008

Negreira informó de los asuntos acordados ayer
|

La puesta en marcha del SIVE (Sistema Integral de Vigilancia Exterior) ha iniciado un fuego cruzado entre las dos ciudades gallegas que optaban a convertirse en centro de coordinación del dispositivo que luchará contra el narcotráfico en la costa atlántica y cantábrica. Aunque en esta batalla, la capital herculina juega con ventaja, ya que siempre ha contado con el reconocimiento oficial para albergar la base de los llamados “narcorradares” . Así lo confirmaba ayer el alcalde coruñés, Carlos Negreira, quien se refirió a la decisión adoptada hace cuatro años por el gobierno de Zapatero y que ha sido ratificada ahora por el de Mariano Rajoy.

Negreira agradeció el respaldo mostrado por ambas ejecutivas y destacó el “buen criterio” de la elección de A Coruña como sede del SIVE, recordando que la decisión había sido publicada en el Boletín Oficial del Estado, el 5 de septiembre de 2008. “Lo que está en el BOE, está en el BOE”, apuntó el regidor.

En dicha orden se establece un centro de coordinación de de vigilancia marítima de costas y fronteras que se ubicará en Madrid, en la sala de operaciones de la Dirección Adjunta Opertativa de la Guardia Civil. La estructura del SIVE se complementará con varios centros regionales de vigilancia en las instalaciones de los Centros Operativos de Servicio (COS) de Valencia, Algeciras, Las Palmas y A Coruña.

 

“A estas alturas” > Negreira también mostró su sorpresa por las declaraciones del alcalde de Vigo, Abel Caballero, sobre la ubicación del centro de coordinación. “A mí lo que me sorprende es que a estas alturas de la película, cuatro años después, el señor Caballero quiera entrar en este tipo de actuaciones y escriba una carta al delegado del Gobierno diciendo que no es en A Coruña donde se debe colocar la central”, comentó Negreira, en referencia a la petición que el alcalde de la ciudad olívica envió a Samuel Juárez esta misma semana. En ella, Caballero insistía en que Vigo sería la sede “idónea”, y lo justificaba con que el hecho de que Pontevedra es la principal entrada de droga del noroeste de España y que cuenta desde hace años con una “infraestructura” destinada a la lucha contra el narcotráfico.

Una infraestructura de la que también está dotada A Coruña, “que tiene tantas justificaciones o más que cualquier otra ciudad para contar con estas instalaciones”, enfatizó el alcalde. Negreira no quiso entrar en más polémicas y señaló que no tiene “nada en contra de Vigo”. “Me llega con preocuparme por mi ciudad y de poner en marcha este centro y dejarnos de discusiones baladís sobre una decisión que ya estaba tomada hace tiempo”, concluyó.

 

 

Negreira confirma que la base coruñesa de los “narcorradares” se aprobó en 2008