Un economista dice que los clubes que no sean SAD recibirán presiones

El experto indica que equipos como el azulgrana sufrirá mucho si no se reanuda la competición | efe
|

Las consecuencias económicas que tendrá la crisis del coronavirus para el mundo del fútbol se prevén de enormes dimensiones. 
¿Los clubes cobrarán todos los derechos televisivos si no se acaban disputando los partidos que faltan? ¿Disminuirán significativamente los precios de los fichajes? ¿Cuántos empleos directos e indirectos relacionados con el fútbol se perderán? 

Son algunas de las preguntas que están en el aire y que los expertos ya están empezando a responder. Uno de ellos es David Valero, economista e investigador del fútbol, quien expone su punto de vista respecto muchas de las cuestiones que están ahora mismo sobre la mesa. 

“Debemos tener en cuenta que los clubes que no son sociedades anónimas, como el Barça, el Real Madrid, el Athletic de Bilbao y el Osasuna en LaLiga, son una anomalía en el mundo del fútbol. Por este motivo, recibirán presiones del mercado para cambiar su condición. En este sentido, la situación me recuerda cuando las cajas de ahorros, otra anomalía en ese momento, recibieron presiones para que se convirtiesen en bancos antes de la crisis económica del 2008. La crisis fue aprovechada para acabar con todas ellas de una manera u otra”, señala. 

Ampliación de capital
Asimismo, afirma que “un club que es una sociedad anónima puede llevar a cabo una ampliación de capital. Los que son propiedad de los socios tienen que sobrevivir con el dinero que ellos mismos generan. Durante esta época como mínimo recibirán presiones ideológicas por parte de gente a la que no le gusta este modelo anómalo”. 

Sobre los fichajes, “el frenazo será notable. Si los posibles compradores de Neymar tienen menos dinero que antes, el precio cambia. Me cuesta creer que las transacciones seguirán tal cual después del parón. Otra opción es que los precios de los fichajes no caigan y directamente no se hagan operaciones porque para los clubes compradores ya no sea una prioridad fichar y los vendedores no quieran vender por debajo del precio que ellos consideran óptimo. Por otro lado, está la cuestión de las amortizaciones de los jugadores. Por ejemplo, en el Barça Coutinho y Dembélé aún no están amortizados y venderlos por debajo del precio de mercado de antes de la pandemia supondría pérdidas en el balance económico del club”. 

También opinó sobre los derechos de televisión. “En España aproximadamente se ha disputado el 75% de la temporada y LaLiga ha cobrado entre el 85 y el 90% del total de los derechos televisivos. Es decir, puede ser que no solo no cobren el tanto por ciento restante sino que tengan que devolver parte del dinero ingresado hasta ahora si no se juegan los partidos que quedan. Por eso, esta temporada se tiene que finalizar sea como sea. Los clubes generan más por derechos televisivos que por entradas”. 

Preguntado sobre qué clubes lo pasarán peor si no se termina la competición, indica que “el Barça, por ejemplo, sufrirá mucho. Hace tiempo que está en el límite económico. No genera beneficios a pesar del gran volumen de ingresos que tiene. Los últimos años le han acabado salvando las ventas de jugadores como Neymar”. En cambio, “el Eibar es un club con una rentabilidad muy alta que está haciendo las cosas muy bien en el plano económico y eso le permitirá pasar esta situación de una forma más holgada”.

Un economista dice que los clubes que no sean SAD recibirán presiones