Las precursoras también son gallegas

05 febrero 2015 A Coruña.- Zara prueba en Marineda un sistema de autopago que usará en todo el mundo Solo la tienda de Zara de Marineda City dispone de una máquina de autopago
|

Los sectores de la alimentación, industria o nuevas tecnologías gallegos se han convertido en un ecosistema propicio para el nacimiento y desarrollo de ideas y productos pioneros, iniciativas surgidas casi siempre en pequeñas empresas y que, en muchos casos, se han implantado a nivel internacional.
¿Qué tienen en común una báscula para pesar pescado en altamar, un estuche de huevos, una sidra de pera, una ‘app’ gratuita para facilitar el uso del móvil a los mayores o una caldera de pellets? Son todos productos nacidos en empresas gallegas y que han sido pioneros en España, e incluso en el ámbito mundial.
El sector de la alimentación ha sido y sigue siendo germen de numerosas iniciativas innovadoras y curiosas. La venta de setas ecológicas silvestres por Internet es actualmente una actividad bastante extendida, sin embargo, la primera empresa en hacerlo fue gallega: cuatro socios de Lugo pusieron en marcha Ecosetalia en 2011. Estos pioneros ofrecen garantías de origen del producto, certificado ecológico y tienen en su escaparate virtual desde la material prima (fresca o congelada) hasta productos elaborados, como patés, deshidratados, arroces o polvos.

Sidra de sabores
La conocida cervecera Hijos de Rivera se ha atrevido con la sidra... de pera, mora y fresa; Algamar fue la primera empresa española especializada en la recolección, secado y elaboración de algas marinas para consumo alimentario; y, también en el ámbito marino, la Mustache negra marinera es la primera cerveza negra artesana del mundo elaborada con agua de mar, en concreto, recogida en el entorno de las Islas Cíes. 
Hasta principios de los 80, los huevos se vendían a granel, y se distribuían a los puntos de venta en bandejas de 30 unidades que se apilaban unas sobre otras. Los cambios en el consumo y la proliferación de supermercados y grandes superficies impulsaron a Coren a introducir un producto pionero: los estuches de una docena y de media docena de huevos.
A finales de los 60, el empresario vigués José Carlos Alonso Martínez acude a una feria multisectorial en Nueva York. Ése fue el germen de Vapormatra, empresa que trajo a España, por primera vez, sistemas de calefacción y climatización desconocidos hasta ese momento. A principios de los 90, patentaron un producto que se ha extendido en el mercado del sector: la primera estufa de pellets.
Las empresas de nuevas tecnologías han puesto también a la comunidad gallega en la vanguardia. La firma Primux Trading creó hace un año la primera “app” en España para ayudar a las personas mayores a manejar los móviles (con botones y letras más grandes) y, en un año, llevan unas 15.000 descargas. 

TEXTIL Y OTROS PIONEROS
En el ámbito del textil, es sobradamente conocido el caso de Inditex y, concretamente, su firma Zara, pionera en la “democratización de la moda”. Más reciente es el caso de una pequeña sociedad nacida en Moaña, Xiro Atlantic, y que ha sido la primera empresa gallega (y la primera de España, junto con una firma valenciana) en producir pantalones vaqueros ecológicos, con algodón orgánico certificado.
En otras áreas de actividad, hay casos curiosos. En todo el mundo hay menos de una decena de empresas que cultiven y comercialicen esponjas vegetales naturales, y una de esas empresas está en Caldas de Reis (la única en España). Desde sus inicios, como un laboratorio casero y sin ayudas, Ibérica de Esponjas Vegetales ha logrado patentar cuatro cruces genéticos de plantas.
El presidente de Ineo, asociación multisectorial de TIC de Galicia, Carlos Conde, explica que la proliferación de ideas originales e innovadoras no es casual. Conde recalca que las universidades gallegas son punto de partida y cuna de formación de emprendedores gracias al “viraje” de hacia “el mundo real de la empresa”. A ello se suma un “carácter emprendedor propiamente gallego” que, a su juicio, “es más que evidente”.

Las precursoras también son gallegas